Ferias virtuales y “descuentos” para comprar vivienda en Costa Rica
17 febrero, 2021
Restaurantes de Nueva York vuelven a recibir clientes en espacios interiores
18 febrero, 2021

Centros comerciales: necesarios para el rescate de la economía

Redacción República Inmobiliaria

Los centros comerciales y su cadena de valor son uno de los eslabones clave para la reactivación económica de Guatemala, y no solo por el volumen de ventas mensuales, que se estiman en Q1 mil 890 millones. Aportan a la recaudación de impuestos, la generación de empleo formal, la adaptación de protocolos de bioseguridad y la promoción de una cultura de cuidado, necesarios para mantener espacios de encuentro y entretenimiento seguros para los guatemaltecos.

Jean François DuBois, Director Adjunto de Metroproyectos, indicó que a nivel nacional los centros comerciales tipo mall generan cerca de 200 mil trabajos formales. Si se incluyen los centros comerciales de conveniencia y plazas comerciales pequeñas la cifra se duplica. Solo en la red de centros comerciales de la Corporación Metroproyectos se generan 10 mil empleos directos e indirectos.

“Existen cerca de 1 mil 900 empresas formales que operan en algún centro comercial del país y el 90% son pymes”, explicó DuBois.

Cuando los centros comerciales estuvieron parcialmente cerrados, durante el confinamiento, el Estado de Guatemala dejó de percibir mensualmente cerca de Q115 millones en IVA.

“Los centros comerciales aportan a la solidez económica nacional, también a la estatal. Hablamos de los ingresos para que opere el país, un punto que se tuvo que considerar cuando se establecieron los cierres y las cuarentenas”, comentó DuBois. 

Entretenimiento seguro e higiénico

En Guatemala, muchos lugares de compra se descartan porque se juzgan como inseguros. Los padres de familia no quieren exponer a sus seres queridos a la delincuencia o el riesgo de contagio de covid-19.

Es entonces cuando los centros comerciales tienen trascendencia para las familias guatemaltecas que buscan espacios de ocio y entretenimiento, seguros e higiénicos.

Según DuBois, los centros comerciales no son lugares exclusivamente para consumir, ahora también son lugares de entretenimiento. “La persona puede que no consuma ningún producto, pero se distrae”, explicó.

En cada centro comercial de Metroproyectos la prioridad es el bienestar y seguridad de los visitantes, colaboradores y socios comerciales.

Ampliar aforo

Con la reapertura de los centros comerciales y una vez analizadas las cifras de contagios en el país, DuBois aseveró que resulta obvio que la industria no ha sido un catalizador de contagios o fallecimientos por coronavirus.

No se vio un incremento de casos, cuando se reabrieron los centros comerciales. Por la forma como los centros comerciales han operado, durante estos meses, no hay duda de que el aforo se podría ampliar”, resaltó.

La afluencia autorizada de personas que en algún momento se planteó, basado en el semáforo epidemiológico y los colores, es muy riguroso con los centros comerciales y los comercios. “No vemos un riesgo a la sociedad ni a la población de que los aforos se incrementen”, señaló DuBois.

Entre las medidas implementadas está la señalización de los protocolos de seguridad en áreas seleccionadas estratégicamente.

La industria argumenta que reducir el aforo, así como limitar los horarios de atención, podría generar más aglomeraciones en los pasillos. Hay comercios y tiendas con los metros cuadrados suficientes para que las personas compren y se retiren sin tener que esperar afuera de un local. 

Una compra que puede demorar 25 minutos, ahora toma una hora. Esa situación expone a las personas a un contacto durante más tiempo. El aforo se debería de ampliar”, enfatizó DuBois.

Protocolo con mejores prácticas

Cuando llegó el coronavirus, la industria de centros comerciales no esperó a recibir recomendaciones. Con la experiencia internacional en el manejo de la pandemia, 15 desarrolladoras nacionales redactaron en conjunto un protocolo con las mejoras prácticas para garantizar la salud de los visitantes, una de las prioridades de la industria.

El protocolo se presentó ante el Ministerio de Salud y la Coprecovid para que se estandarizara a nivel nacional, también se compartió con los dueños u operadores de centros comerciales más pequeños.

Los centros comerciales de la Corporación Metroproyectos —Metronorte, Metrosur, Metroplaza en Carretera a El Salvador, Metroplaza Villalobos, Plaza Américas en Mazatenango, Metroplaza Retalhuleu, Metroplaza Mazatenango, Interplaza Xela en Quetzaltenango, Interplaza Escuintla, Metroplaza Jutiapa y Metroplaza Mundo Maya en Petén—, cumplen con el protocolo autorizado.

El aforo que se autoriza, dependiendo del municipio donde se opera, ha sido respetado por los socios comerciales, según DuBois. La capacidad de cada local está a la vista en las vitrinas y así se cumple el número de visitantes que deben estar al mismo tiempo en la tienda.

“Los más interesados en que todo se realice de la manera correcta somos nosotros. No queremos regresar a una situación difícil para la industria como sucedió con los cierres“, señaló DuBois.

La toma de temperatura y aplicación de gel antibacterial a los visitantes es obligatoria en cada ingreso a un centro comercial de Metroproyectos.

Manejo de casos positivos

Los centros comerciales han registrado pocos casos en su personal administrativo y colaboradores.

En el caso de Metroproyectos, la empresa cuenta con su propio kit de medicinas y seguro médico que cubre la enfermedad. Las personas contagiadas, y sus compañeros de trabajo cercanos respetan una cuarentena de 15 días. Cuando las pruebas indican que no son portadores del virus regresan a trabajar.

También puedes leer en República Inmobiliaria:

¿Qué planes tiene la Muniguate para agilizar los trámites de construcción?