La lujosa mansión en ruinas que un ganador de lotería intenta vender

El dueño, Adrian Bayford, adquirió la enorme propiedad tras ganar más de US$203 millones en 2012.
La extensa finca incluye una casa de campo, cuatro cabañas y un anexo para el personal de tres habitaciones. Foto: Louis Wood / The Sun

Adrian Bayford obtuvo un total de £148 millones (más de US$203 millones) en 2012, cuando fue el ganador de la lotería ‘EuroMillions’.

Una de las propiedades que adquirió con el dinero fue ‘Horseheath Lodge’, una lujosa mansión en el condado de Cambridgeshire, en Inglaterra.

En 2019, siete años después de volverse millonario, decidió mudarse de la enorme casa y la puso a la venta. Desde entonces busca un comprador, pero la construcción poco a poco se deterioró hasta quedar casi en ruinas.

Bayford, de 49 años, pagó alrededor de £6,5 millones (US$8,9 millones) por la propiedad en 2012, cuando se mudó junto a su entonces esposa.

Sin embargo, se divorció poco tiempo después, su exesposa y sus hijos se fueron a vivir a Escocia. Luego de siete años, decidió mudarse a ese país para estar más cerca de su familia.

Desde 2019, la casa ha estado completamente sola. De hecho, Bayford tuvo que reforzar la seguridad del lugar porque varias personas entraban de manera ilegal a la piscina y el gimnasio. Los espacios del ruinoso y olvidado inmueble se convirtieron en un «albergue».

Así lucía la mansión que compró Adrian Bayford. Foto: Geoff Robinson

Aunque en un principio el ganador de la lotería quería vender el inmueble a un precio similar al que pagó, en las últimas imágenes que se han visto de la mansión se ve un enorme deterioro. Además, los establos se ven vacíos y hay maleza creciendo alrededor.

Estas fotos aéreas han llamado la atención de la población inglesa, pues lo que antes era una enorme y lujosa mansión ahora está abandonada y a la espera de que algún día llegue un comprador. Algo que parece lejano.

¿Qué ofrece la mansión ‘Horseheath Lodge’?

‘Horseheath Lodge’ tiene un área aproximada de 775 mil metros cuadrados. Se construyó entre 1815 y 1825 a pedido de Stanlake Batson, entrenador de caballos de carreras.

“La finca se centra alrededor de una histórica casa (…), que ha sido renovada con buen gusto por el propietario actual para ofrecer tres salas de recepción y seis dormitorios”, decía en su anuncio de la agencia inmobiliaria ‘Strutt & Parker’.

Sin embargo, la propiedad, ante la falta de candidatos para la compra, ya salió del catálogo de esta prestigiosa compañía.

Pese a todo, nada le quita que tiene una gran cantidad de espacios, entre los que aparecen un cine, una sala de billar y un bar.

Además, tiene una piscina exterior, un gimnasio, seis cabañas, instalaciones ecuestres y un granero con espacio para oficinas.

No está de más leer:

MODRA finaliza obra gris y entra en la última fase de construcción

Ni lujosa ni costosa y aun así ganó un premio internacional de arquitectura

Bañera o ducha: qué alternativa es la mejor para tu baño

Suscríbete a nuestro Newsletter