Cuatro construcciones icónicas de la arquitectura reflectante

El espejo, el vidrio y el metal pulido revisten rascacielos, hoteles y construcciones de todo tipo.
La Filarmónica del Elba (en alemán, Elbphilharmonie), conocida también por su sobrenombre Elphi, es una sala de conciertos en HafenCity, ciudad de Hamburgo, Alemania. Foto: Kai Pilger/Pexels

La arquitectura es uno de los campos donde la innovación tecnológica se manifiesta con más fuerza y la arquitectura reflectante sirve como prueba.

¿De qué se trata esta tendencia? Básicamente, de usar espejo, vidrio o metal pulido para revestir exteriores, creando edificios contemporáneos.

Pero la intención va más allá, porque estos materiales tienen la capacidad de reflejar y distorsionar lo que los rodea, generando una nueva relación con el espacio. Por eso, según su diseño, las obras pueden destacarse o integrarse en el ambiente al punto de fundirse visualmente.

Esta corriente de la arquitectura encuentra ejemplos tanto en rascacielos ubicados en grandes ciudades como en pequeños hoteles situados en entornos naturales soñados. A todos los une lo mismo: su cualidad de construcciones actuales y de vanguardia.

Cuatro construcciones icónicas de la arquitectura reflectante

One World Trade Center

Una de las obras que mejor materializan esta tendencia es el One World Trade Center de Nueva York. El edificio más alto de Occidente tiene una fachada facetada y brillante que parece cambiar de forma según la luz y la perspectiva del observador.

 The Gherkin

Otro ejemplo es 30 st Mary Axe, más conocido como The Gherkin, el rascacielos ecológico que cambió el skyline de Londres. Esta torre de 180 metros y 40 pisos cubrió su fachada con 5.500 paneles de vidrio en forma de rombos y triángulos.

Elbphilharmonie Hamburg

En la lista entra también una de las mayores salas de conciertos del mundo: la Elbphilharmonie Hamburg. La fachada del edificio se transforma al reflejar el cielo, el agua y la ciudad en sus paneles de cristal, algunos curvados y con aperturas.

Mirrorcube

Finalmente, The Mirrorcube es una de las suites colgantes que componen Treehotel, un original alojamiento en Suecia.

Se podría describir como una caja de espejos que gracias a su ubicación en medio del bosque y a sus materiales logra mimetizarse por completo con el ambiente.

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter