Austin, ciudad en auge y la predicción de Elon Musk

El verano pasado, Elon Musk, CEO de Tesla, eligió a Austin, Texas, como el lugar para la fábrica de mil millones de dólares que construirá el Cybertruck, la nueva camioneta eléctrica del fabricante de automóviles. Y en diciembre, confirmó los rumores de que se estaba mudando de Los Ángeles.

Durante una entrevista en el podcast “The Joe Rogan Experience”, que se lanzó el pasado mes de febrero, Musk dijo que pensaba que Austin tenía un gran potencial, más allá de recibir a su nueva fábrica.

“Va a ser la ciudad en auge más grande que EE. UU. ha visto en 50 años, al menos, un mega boom“, dijo el CEO de Tesla.

Tesla eligió Austin como el lugar para la próxima planta del fabricante de automóviles en EE. UU. porque “Austin es un poco como una mini California”.

Según Musk, le preguntó al equipo de Tesla en California cuál sería su mejor opción para una nueva fábrica, donde le gustaría pasar el tiempo, y la “elección número uno fue Austin”.

Musk anunció su mudanza a Texas después de discusiones públicas en 2020 con los funcionarios de salud pública de California, sobre las restricciones de covid-19 que cerraron temporalmente la planta de Tesla en Fremont, California.

Tesla ahora trasladará su sede y sus programas futuros a Texas/Nevada de inmediato”, tuiteó en mayo, durante un desacuerdo con los funcionarios locales.

¿Por qué Austin, Texas?

Las regulaciones gubernamentales más flexibles en Texas, junto con la ausencia de impuestos estatales sobre la renta, parecen ser un incentivo para la medida de Musk de mudarse a Austin.

No obstante, el multimillonario dijo que la ola de West Coasters que se mudan a Austin debería tener cuidado de no cambiar demasiado la ciudad.

“Creo que debemos asegurarnos de que las personas que se mudan aquí desde California, no recreen inadvertidamente los problemas que los llevaron a mudarse en primer lugar”, dijo Musk durante la entrevista del jueves pasado.

Un número cada vez mayor de líderes empresariales y empresas se han mudado de centros tradicionales como Silicon Valley a Texas, ya que la pandemia ha obligado a muchas personas a trabajar de forma remota. El boom inmobiliario en la ciudad comienza a fraguarse.

A fines del año pasado, el gigante del software Oracle dijo que trasladaría su sede de California a Austin. Lo mismo dijeron el CEO de DropboxDrew Houston, y el l cofundador de PalantirJoe Lonsdale, que mudarían parte de sus operaciones a la ciudad texana.

Leído en: Prensa Real Estate

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Cobán tendrá un proyecto con 12 torres de apartamentos