La Bienal de Arquitectura de Tallin anuncia el primer pabellón financiado por Blockchain

Eventualmente, el pabellón estará compuesto por piezas únicas producidas por diferentes diseñadores y propietarios.
Con la obra Fungible / Non-Fungible las personas pueden diseñar y "acuñar" (el proceso de creación y autenticación de la propiedad digital) sus propios objetos. Cortesía: iheartblob

La Bienal de Arquitectura de Tallin anunció al nuevo ganador de su concurso de instalación: Fungible Non-Fungible Pavilion de iheartblob, que tiene un enfoque «descentralizado y sistemático» sin precedentes del diseño arquitectónico que ha permitido a la comunidad participar siendo diseñador o inversor, creando una estructura que evoluciona con el tiempo.

Hace unos meses, el dúo australiano Simulaa y Natalie Alima se anunció como el ganador del concurso 2022 para el pabellón de la Bienal de Arquitectura de Tallin, con una instalación hecha de hongos. Titulada Burlasite, la base de la estructura impresa en 3D estaba cubierta de hongos.

La propuesta se destacó por el concepto de reutilización de materiales locales y por demostrar que es posible originar proyectos sostenibles de forma creativa a través de la adaptación ambiental. Sin embargo, circunstancias inesperadas obligaron a la pareja a retirarse de la competencia.

La nueva propuesta ganadora redefinió el rol del arquitecto, moviéndolo de «constructor principal» a «diseñador de sistemas», combinando la innovación con el conocimiento de los artesanos locales para empoderar a las comunidades mediante el uso de blockchain.

Proyecto arquitectónico financiado por blockchain

Con el auge de las NFT y la inteligencia artificial, el pabellón el primero en financiarse por blockchain—, sirve como un nuevo modelo arquitectónico que se enfoca en la conciencia comunitaria y ambiental. Esta integración digital y física permite que el diseño del pabellón evolucione en estos dos campos.

En lugar de diseñar y construir la estructura en sí, iheartblob creó una herramienta generadora de NFT. Se trata de una configuración paramétrica que permite a las personas diseñar y «cortar» sus propios objetos.

El funcionamiento del pabellón es a través de una matriz que proporciona restricciones y componentes predefinidos, con el fin de calcular el material y los costes de fabricación de los componentes.

Básicamente, cada NFT generado financia una réplica física que se utiliza en el pabellón. Luego, los propietarios pueden vender piezas digitales en mercados secundarios como una forma para que los diseñadores locales generen ganancias en sus creaciones.

Eventualmente, el pabellón estará compuesto por piezas únicas producidas por diferentes diseñadores y propietarios, reflejando una comunidad amplia e inclusiva. El pedido de piezas estará en línea desde el 1 de mayo hasta el 1 de julio, fecha prevista para el inicio de obra.

La instalación se construirá entre julio y agosto, frente al Museo de Arquitectura de Estonia. Estará abierta al público el 7 de septiembre, durante la semana inaugural de la bienal y permanecerá hasta la próxima edición del evento, en 2024.

Nutrir la artesanía local

Bajo el tema «Comestibles. O Arquitectura del metabolismo», la sexta edición de la Bienal de Tallin explora las maneras en que el mundo puede enseñarnos sobre la economía circular y destaca la relación entre el mundo natural, las ciudades y los edificios.

Los curadores del evento explicaron que el evento explora cómo «nutrir la artesanía local, hacer un mejor uso de los recursos disponibles, responder a los impactos ambientales a largo plazo y difundir la llamada a medida diseño».

La Bienal de Arquitectura de Tallin 2022 se extenderá de septiembre a octubre, con la semana de apertura del 7 al 11 de septiembre.

Leído en: ArchDaily

No está de más leer:

¿Cómo elegir la puerta principal de una casa?

Google Trends: Los países de Latinoamérica que más buscan sobre electromovilidad

Top 5 con proyectos de arquitectura que se completarán en el 2022

Suscríbete a nuestro Newsletter