Mercado inmobiliario digital: el mundo de las bienes raíces se apodera del metaverso

Para expertos, más allá de la especulación es una ventana interesante para recrear las ciudades y detectar retos y oportunidades

El mundo digital ha llegado al mercado inmobiliario y el metaverso es prueba de ello, con operaciones millonarias y la tecnología a disposición de una industria que poco a poco se suma a la era tecnológica.

A finales de noviembre del año pasado, Republic Realm, anunció la adquisición de 792 parcelas de tierra en el metaverso Sandbox por un total de US$4,2 millones, una operación de monto histórico en este mundo digital.

¿Qué es el metaverso?

Pero para entender la trascendencia de esto, se tiene que explicar el significado de metaverso. La primera vez que se utilizó este concepto fue en 1992 en la novela de ciencia ficción Snow Crash, del novelista Neal Stephson.

De acuerdo con el sitio Inmuebles24.com, el metaverso se define como un mundo virtual al que nos conectaremos mediante dispositivos para crear una vida digital con la ayuda de avatares.

El concepto se puso de moda, luego de que en octubre pasado Mark Zuckerberg, fundador de Facebook indicara que, a partir de ese momento, su compañía tendría el nombre de Meta. En este contexto, se explicó que la intención es crear un nuevo reino virtual.

¿Cómo comprar y vender tierras virtuales?

Relación con el sector inmobiliario 

Si bien los metaversos existentes todavía son mundos virtuales en construcción, la posibilidad de comercializar bienes inmuebles en ellos ya es una realidad.

Poco a poco el sector inmobiliario ha adoptado herramientas tecnológicas en su operación, tales como realidad virtual, imágenes 3D, cadena de bloques o criptomonedas, las cuales se han integrado al mundo del metaverso.

En este contexto de construcción de estos mundos, conseguir un espacio que genere plusvalía se ha vuelto el juego de moda. Por ejemplo, en octubre pasado, la firma Tokens.com adquirió 50 % de Metaverse Group, una empresa de bienes raíces virtuales, por cerca de US$1,7 millones.

Posteriormente, la misma firma cerró un acuerdo por US$2,5 millones para un terreno virtual para una marca de moda. Para adquirir una propiedad en estos mundos virtuales, es necesario conocer los mundos de Sandbox Decentraland, que son dos de los principales metaversos que existen en la actualidad.

Más allá del metaverso

Especialistas del sector coincidieron en que el metaverso representa una oportunidad para el sector inmobiliario tradicional.

Rubén Frattini, fundador de PIRELabs Property, explicó en un programa de radio que el metaverso trae una gran oportunidad de recrear mundos. «Ya tenemos casos como la recreación de la ciudad de Miami o Medellín de manera digital» señaló.

«Las ciudades van a encontrar en el metaverso la posibilidad de recrear su crecimiento económico», agregó.

Para Frattini, una de las principales cualidades del metaverso es poder conocer una región sin necesidad de viajar, por lo que los inversionistas pueden tomar decisiones sin necesidad de hacer traslados físicos.

«Veo en el metaverso un lugar espectacular para desarrollar Real Estate. Por ejemplo, si le dices a un inversionista internacional que invierta en Guadalajara, quizá no sepa qué es Guadalajara. Entonces, el metaverso permitirá recorrer Guadalajara en el mundo virtual y haría que no tenga que tomar un avión para conocerla», añadió.

Eventos en el metaverso

En su intervención, Jesús Medel Guadarrama, presidente de la Red Pro Blockchain, destacó el caso de Decentreland y la oportunidad de convertirse en inversionista inmobiliario dentro de ella.

Se trata de una plataforma con un número finito de parcelas. Hay alrededor de 90,000 parcelas que creó Decentreland, donde puedes entrar y comprar.

«¿Por qué quisiera tener una parcela en Decentreland? Porque quizá yo veo que entran muchas personas ahí y podría organizar eventos en esa parcela, por ejemplo, un concierto. Existe la posibilidad de comprar esa parcela para alquilarla o realizar eventos«, acotó Medel Guadarrama.

En este mundo inmobiliario y su vertiente digital, las criptomonedas se vuelven parte fundamental para comercializar los espacios virtuales. Sin embargo, es necesario conocer a detalle el funcionamiento de ellas, así como saber cuál es la adecuada, para hacer una operación de este tipo.

Leído en: El Economista

No está de más leer:

Una casa prefabricada que puede inspirar a proyectos de viviendas asequibles

Planner5D: la app que diseña interiores para no profesionales

Criptomonedas en transacciones inmobiliarias: ¿Una realidad a corto o medio plazo?

Suscríbete a nuestro Newsletter