¿Qué puede aportar el Big Data a la optimización de espacios comerciales?

¿Cuántos locales deben construirse en un nuevo centro o plaza comercial?, es parte de la información que se puede obtener con la ayuda del Big Data. Foto: Pixabay

Definir el diseño de un centro comercial, determinar la combinación de tipos de locales y el tamaño óptimo de los mismos, son objetivos que pueden alcanzarse mediante el análisis adecuado de grandes volúmenes de datos (Big Data).

Los volúmenes de datos que cada segundo se generan en el entorno digital pueden ayudar a los desarrolladores de productos comerciales a tomar decisiones basadas en el análisis de evidencia experimental. Por ejemplo, saber:

¿Cuántos locales deben construirse en un nuevo centro o plaza comercial?

¿Qué tipo de comercios deben contemplarse en el diseño del inmueble?

¿Cuántos consumidores podrían visitar el centro o plaza comercial?

Con el Big Data es posible determinar el flujo natural de las personas dentro de un centro o plaza comercial. Foto: Pixabay

En función de la movilidad de las personas a lo interno del centro comercial, también se puede aclarar cuánto debe cobrarse de alquiler por cada local, según un análisis de la plataforma CentralAmericaData.

Las anteriores solo son algunas de las preguntas que un modelo de optimización de espacios comerciales puede responder a los tomadores de decisiones. La data resulta de valor cuando el proyecto se encuentra en las primeras fases o para una readecuación de ambientes.

Big Data y el flujo de personas

Para Erick Macías, analista de datos senior de CentralAmericaData, a partir de diferentes fuentes de datos, su procesamiento y análisis, es posible determinar la combinación de tipos de comercios y el tamaño óptimo de los mismos.

“Se puede obtener el mejor aprovechamiento del espacio comercial y que el operador del mismo perciba el mayor beneficio por la gestión y administración de los mismos”, dijo.

Con el Big Data es posible determinar el flujo natural de las personas dentro de un centro o plaza comercial, lo cual es información relevante para determinar aquellos espacios con mayor flujo por persona y que por ende tienden a facturar poco más que el promedio.

“También lleva a establecer una estructura de precios de arrendamiento de los espacios, específico para cada uno de estos”, agregó Macías.

Al consultarle sobre las variables que influyen en los modelos que sirven para la toma la decisión de como distribuir los espacios comerciales, explicó que se suelen levantar metrajes cuadrados de distintos desarrollos comerciales y su tipo (tienda de ropa, joyería, retail), a partir de mecanismos automatizados de recolección de datos digitales.

“Lo que nos permite tener mucha información y evidencia de lo que funciona mejor en el diseño de espacios comerciales“, señaló el analista de datos.

También es posible incorporar información financiera y de características sociodemográficas de la población que suele visitar los centros comerciales. En función de ella, se pueden estimar niveles de facturación por tipo de negocio.

También deberías leer en República Inmobiliaria:

Los arrendamientos de oficinas vienen en gran medida con tarifas de ganga