El blockchain será la tecnología más disruptiva para el sector inmobiliario en 2022

No hay disrupción tecnológica si antes no hay un cambio cultural en la organización de cualquier compañía de la industria inmobiliaria.
La tecnología que más va a marcar el transcurso de la disrupción en el sector inmobiliario es el blockchain, señalan desde Tecnotramit.

Hace un año el blockchain, la inteligencia artificial o el Big Data se consideraban tecnologías independientes, pero en el futuro más cercano van a combinarse para crear herramientas muy dispares. En este sentido, la tecnología más disruptiva de todas será el blockchain, y va a afectar en todos los niveles, desde la construcción hasta la transacción de viviendas.

«El blockchain a veces se relaciona solo con las criptomonedas, pero también está en otros ámbitos como los smart contracts, los procesos de firma digital o el propio metaverso. Van a existir nuevas tecnologías que serán conectadas por el blockchain, que aportará trazabilidad a toda la cadena de valor del sector. La disrupción tecnológica ha venido al sector para quedarse y revolucionar todos los procesos», afirma Vicenç Hernández Reche, CEO de Tecnotramit y presidente de AIC y ANAI.

¿Y las criptomonedas? Son un elemento fundamental de la desintermediación o la democratización financiera, lo que a su vez va a repercutir en cómo se compran y se venden inmuebles. No hay que confundir las criptomonedas con todo el blockchain, que es un concepto mucho más amplio, ni la criptomoneda como mero elemento especulativo con estas monedas como parte de las transacciones inmobiliarias.

La transformación tecnológica no tiene marcha atrás y la pandemia convenció a muchos profesionales y organizaciones que forman el tejido empresarial de la industria del real estate de que se ha iniciado una evolución sin retorno hacia la digitalización de todos los procesos y servicios en la intermediación inmobiliaria.

Blockchain y la disrupción en el real estate

Si hace un año cobraron mucha relevancia tecnologías que se consideraban independientes entre ellas como el blockchain, la inteligencia artificial o el Big Data, hoy el sector ya está sacando partido de cómo estas soluciones se van a combinar para crear herramientas muy dispares.

En este sentido, la tecnología que más va a marcar el transcurso de la disrupción en el sector inmobiliario es el blockchain. Las soluciones que van a afectar al segmento constructor no van a ser las mismas que atañen al transaccional, pero en todas ellas va a haber un elemento muy disruptivo, que es el blockchain.

¿Cuál va a ser el papel de las criptomonedas en el sector inmobiliario? Pues bueno, otra de las tecnologías incipientes son las criptomonedas y su relación con el real estate a la hora de ser utilizadas para la adquisición de inmuebles.

«Las criptomonedas han tomado protagonismo como elemento de inversión, pero, por ahora, no analizamos el poder que tendrán para comprar y vender inmuebles. Tarde o temprano las criptomonedas van a ser claves, aunque queda un largo camino. No todos los actores que participan en la preventa y la posventa están preparados para digerir esto», indica Hernández Reche.

Las criptomonedas

Así pues, en estos momentos las criptomonedas son un elemento fundamental de la desintermediación o la democratización financiera, lo que a su vez va a repercutir en cómo se compran y se venden inmuebles.

En un momento donde en muchos mercados no ha habido una gran volatilidad, con una estabilidad de tipos de interés y unos mercados de renta variable alcistas muy pausados, ha entrado un elemento disruptivo que ha generado volatilidad y una oportunidad de ganar dinero que ha llamado mucho la atención.

«Esto ha ocurrido siempre, pero no hay que confundir las criptomonedas con todo el blockchain, que es un concepto mucho más amplio. Tampoco la criptomoneda como mero elemento especulativo con estas monedas como parte de las transacciones inmobiliarias», explica el CEO de Tecnotramit.

Llegados a este punto, desde la compañía recuerdan que no hay disrupción tecnológica si antes no hay un cambio cultural en la organización de cualquier compañía de la industria inmobiliaria.

«La gente es reacia a los cambios y con la transformación digital muchas personas temen por su puesto de trabajo. Pero este proceso no debe percibirse como una amenaza sino como una oportunidad. No hay nada peor que el miedo y no estar predispuesto a cambiar. El sector va a evolucionar radicalmente. Sin embargo, no debe olvidarse el papel de las personas, porque siguen siendo esenciales en un sector eminentemente de servicios«, subraya Hernández Reche.

No está de más leer:

Cómo decorar el dormitorio perfecto sin gastar demasiado

7 consejos para crear espacios más luminosos en el hogar

Jóvenes e inversores internacionales: los impulsores del coliving en España

Suscríbete a nuestro Newsletter