6 razones de por qué el ‘build to rent’ es una fórmula inmobiliaria del futuro

El BTR supone una alternativa para aquellas personas que no quieren renunciar a disfrutar de una vivienda nueva.
La inversión en build to rent superó en 2020 las cifras de 2019.

El build to rent (BTR) se coloca como una de las principales tendencias del sector inmobiliario. Esta fórmula, basada en construir viviendas para alquilar, lleva ya varios años funcionando en el mercado anglosajón.

Sin embargo, comenzó a tomar protagonismo hace apenas dos años en otros mercados, principalmente de Europa, captando la atención de todo tipo de actores: desde promotoras y constructoras, pasando por entidades de servicios inmobiliarios, hasta fondos de inversión.

Los cambios sociológicos, cubrir necesidades habitacionales y su rentabilidad explican por qué es uno de los fenómenos del negocio inmobiliario del futuro.

Según los últimos datos del mercado, la inversión en build to rent superó en 2020 las cifras de 2019, con entre US$1 mil 829 y US$3 mil 048 millones. Solvia detalló las seis razones que explican por qué el BTR ganará presencia como una destacada fórmula inmobiliaria del futuro:

1. Cambios sociológicos

Las nuevas generaciones del mercado de trabajo buscan movilidad laboral y huyen de cualquier atadura que les impida tener flexibilidad, lo que convierte al mercado de alquiler en su primera opción.

A estas nuevas tendencias se unen otros cambios de hábitos socioculturales, como el aumento de hogares monoparentales.

2. Obra nueva satisface necesidades actuales

Entre los requisitos a la hora de buscar un inmueble priman ahora una mayor sensación de espacio, acabados de calidad, eficiencia energética, zonas ajardinadas, terrazas o espacios exteriores, buena orientación, etcétera.

Ahora todo no se trata de ubicación, gracias al teletrabajo. Esto ha hecho que la obra nueva gane terreno.

3. Rentabilidad a largo plazo y menor riesgo

Aunque es menos rentable a corto plazo frente a la venta de obra nueva, proporciona elevados flujos de caja. Asimismo, al mantener latente la plusvalía futura del activo inmobiliario, ofrece retornos interesantes a largo plazo.

Además, cuenta con un menor riesgo comercial. En el caso de los promotores, porque la venta al inversor ya está concertada de antemano. Y, desde la perspectiva inversora, debido a que se elimina la incertidumbre de sí se van a vender o no esas viviendas.

4. Dinamiza mercado de la vivienda

No solo permitirá reactivar la promoción de viviendas sobre suelo leasehold, también contribuirá a poner suelo público en el mercado a través de fórmulas mixtas. En el fondo ayudaría así a superar la escasez de oferta de vivienda en algunos puntos y dar respuesta a la demanda. Un ejemplo de ello son proyectos como el Plan Vive Madrid o el Habitatge Metròpolis Barcelona.

5. Alternativa para el mercado

La reactivación del mercado inmobiliario es un hecho. Sin embargo, los criterios de aprobación de préstamos hipotecarios se endurecieron en algunos mercado, principalmente europeos, tras el estallido de la crisis sanitaria.

En este sentido, el ‘build to rent’ supone una alternativa para aquellos perfiles que no quieren renunciar a disfrutar de la calidad de una vivienda nueva.

6. Mayor profesionalización del alquiler

La oferta del alquiler requiere ahora de una mayor profesionalización para adaptarse a las necesidades y expectativas de los inquilinos. Las personas que rentan que precisan de un mejor servicio y atención, así como de mayores facilidades de acceso a la vivienda.

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Vídeo: Robot marca y dibuja planos desde el suelo

Hormigón ciclópeo: usos y aplicaciones en obras de arquitectura

La vuelta al mundo con las casas prefabricadas más increíbles

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter