Impresa en 3D y con paredes de adobe: cabaña covidiana

Interior de la Casa Covida. Foto: Elliot Ross| Emerging Objects

Las nuevas tecnologías aplicadas a la construcción siguen sorprendiendo. En este caso, nos referimos a la impresión 3D, que de la mano de Emerging Objects ha servido para desarrollar un interesante y peculiar proyecto.

Casa Covida es una cabaña que se construyó en Colorado de adobe impreso. Para construirla, se combinaron técnicas ancestrales con tecnología moderna.

La cabaña, instalada al aire libre, nació en 2020 como respuesta a la necesidad de aislamiento de una pareja joven, a causa del covid-19.

La cabaña experimental en el desierto del Valle de San Luis está formada por tres volúmenes cilíndricos conectados que sobresalen levemente en el entorno.

Sus paredes de adobe están hechas de arena, limo, arcilla y agua, impresas con un SCARA. Se trata brazo robótico articulado de cumplimiento selectivo de tres ejes, que se dejaron secar y endurecer al sol.

Para la construcción, el adobe se tamizó a mano y se mezcló con una mezcladora de cemento antes de bombearlo al SCARA de tres ejes y rociarlo mediante una boquilla.

La Casa Covida es una cabaña que se construyó en el desierto del Valle de San Luis, Colorado. Foto: Elliot Ross|Emerging Objects

El interior de la cabaña

La impresora robótica es tan liviana que la pueden trasladar dos personas y puede ser operada por una sola persona con un teléfono móvil.

La parte central alberga dos asientos y una chimenea. Se utiliza para calentar la habitación y cocinar alimentos. El primer anexo es un dormitorio que está cubierto y contiene una plataforma para dormir hecha de madera de pino.

Zona de descanso. Foto: Elliot Ross|Emerging Objects

El segundo anexo es un baño que contiene una bañera hundida rodeada de piedras de río negras y brillantes caídas. La tina extrae su agua de un acuífero muy por debajo del paisaje desértico de montaña. Un óculo en el techo enmarca las vistas de las estrellas por la noche.

Se puede erigir un techo rosa inflable si llueve o nieva, o para mantener el calor del fuego cuando el clima es más frío. Desde el exterior, esta colorida adición hace que la cabaña con estrías parezca un cactus en flor.

Para las puertas y dinteles se utilizó una versión ennegrecida y tratada térmicamente de la misma madera. Emerging Objects también utilizó la impresión 3D para crear algunos de los objetos domésticos de Casa Covida.

Entre otros, se creó una olla y una tapa de arcilla, una forma tomada de la cerámica Pueblo de Nuevo México, a partir de arcilla micácea de origen local.

Zona de cocina. Foto: Elliot Ross|Emerging Objects

Las manijas de las puertas se hicieron con un molde de bioplástico impreso en 3D, que se quemó cuando las manijas se fundieron con latas de aluminio que se recolectaron del borde de la carretera del desierto.

Proceso de investigación

Emerging Objects también creó el software para el proyecto, al que bautizó Potterware. “Con Potterware, no hay necesidad de aprender software de modelado 3D, lo que permite a cualquiera diseñar cerámica escultórica o funcional”, afirman en su página web.

Las paredes fueron impresas con un SCARA, un brazo robótico articulado de cumplimiento selectivo. Foto: Elliot Ross / Emerging Objects

El modelado se controla mediante menús y deslizadores fáciles de usar. Cuando su pieza esté lista para imprimir, se puede descargar un archivo listo para imprimir optimizado para el dispositivo que se vaya a utilizar.

La creación de Emerging Objects no está dedicada a la comercialización. Es, sobre todo, un proceso de investigación. Todo el trabajo que realiza permite prever aplicaciones futuras sin impacto en el medio ambiente. Por ejemplo, refugios temporales e incluso construcciones en otros planetas.

Leído en: Idealista / News

También deberías leer en República Inmobiliaria:

La oficina remota amenaza futuro de Nueva York