Preocupa cemento importado “más barato” que incumple normas de calidad

Foto: elPeriódico

La industria cementera de Guatemala manifestó su preocupación porque los consumidores elijan cemento importado, que si bien es Q10 más barato incumple las normas de calidad y expone la construcción de una casa, local o bodega.

Roberto Díaz-Durán, representante de la industria cementera de Guatemala, señaló que entre 2019 y 2020 se vio un repunte en las importaciones de cementos provenientes de Asia. “Entran vía marítima por Puerto Quetzal y Puerto Santo Tomás de Castilla o Puerto Barrios”, explicó a elPeriódico.

La principal preocupación que genera el cemento asiático es la fecha de fabricación y de caducidad, que no está visible en el empaque. Tal situación es un evidente incumplimiento a las normas actuales de calidad del país.

El Ministerio de Economía (Mineco), por medio de la Comisión Guatemalteca de Normas (Coguanor), establece que el cemento se debe comercializar en un plazo de 60 días, después de su producción y empaque. El producto asiático tiene hasta ocho meses de haber llegado a Guatemala, según un análisis.

Al ser el cemento perecedero, reacciona con la humedad y pierde sus características y resistencia. “Este producto se comercializa en la construcción informal, además varios alcaldes lo han adoptado porque sale barato, pero pone en riesgo las obras”, señaló Díaz-Durán.

Desde Vietnam y Turquía

El representante de la industria cementera de Guatemala indicó que el producto proviene de Vietnam y Turquía, en años anteriores también venía de China. “Es un segmento de oportunidad, que no va a estar disponible siempre”, dijo.

Hasta noviembre de 2020 se importaron a Guatemala US$68.5 millones en cemento. Solo de Turquía y Vietnam fueron alrededor de 556 mil toneladas, equivalente a US$48.5 millones, según datos del Banco de Guatemala.

Guatemala tiene un consumo anual de 3 millones de toneladas y una capacidad de producción por encima de 5,5 millones de toneladas.

La industria del cemento es miembro del Instituto del Cemento y del Concreto de Guatemala, institución que  garantiza la calidad. Adicional, desde septiembre pasado José Raúl González, CEO de Cementos Progreso,  fue electo presidente (2000-2022) de la Federación Interamericana del Cemento (Ficem).

Ficem lidera los esfuerzos de la industria cementera regional en materia de adaptación al cambio climático y mitigación de emisiones de GEI y su contribución a una economía circular, alineada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

* Con información de Geldi Muñoz / elPeriódico
Foto principal: elPeriódico

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Casalco premiará construcciones sostenibles en El Salvador

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter