Centros de datos bajo presión por un enfoque más «verde»

Las medidas adoptadas por los centros de datos incluyen la utilización de “arrendamientos verdes” que permiten inversiones en el desempeño ambiental de un edificio.

“Los clientes están empujando a los centros de datos a reducir la huella de carbono, el consumo de energía, agua, materias primas y la cantidad de residuos que producen”, señala un informe de la firma internacional Norton Rose Fulbright.

La eficiencia energética, aunque crucial, es ahora solo una parte de la ecuación. Un informe de McKinsey determinó que, mientras el 15 % de su empleo energético se consume durante la transferencia de datos, el 85 % restante se desperdicia a través de la pérdida de calor y otros factores.

El informe indica que las telecomunicaciones representan aproximadamente el 3 % de la demanda energética global. McKinsey identificó cuatro formas de reducir el consumo y los costos en energía:

— Utilizar soluciones de apagado impulsadas por IA para detener los sistemas operativos que no estén en funcionamiento.

— Emplear la optimización energética basada en el IoT para proporcionar lecturas de consumo exactas mediante sensores que midan la entrada y consumo energético de la red.

— Realizar transformaciones estructurales y arquitectónicas para, entre otras medidas, migrar a los sistemas RAN en la nube y de “nube limpia”.

— Evaluar las fuentes de energía de forma estratégica.

“No vemos ninguna razón para que todas las necesidades energéticas de la mayoría de operadores de telecomunicaciones no se aborden con energía verde para 2030”, señaló McKinsey.

Soluciones para cumplir objetivos de sostenibilidad

Un informe de Vertiv sugiere que las compañías de telecomunicaciones deben enfrentar el desafío al adoptar buenas prácticas de eficiencia energética en sus redes. «Animar a sus clientes a acoger servicios que permitan el uso de la red para reducir las emisiones y el consumo», resaltan.

Vertiv cuenta con soluciones que los acercan a esta meta. En 2021, creó una asociación con Honeywell para apoyar una mayor sostenibilidad del centro de datos.

Su primera oferta es Vertiv™ HMX 6500R, que cuenta con un sistema integrado de control y gestión de recursos energéticos. «Lo combina con almacenamiento de energía, análisis, pronósticos y optimización económica para ayudar a cumplir los objetivos de sostenibilidad«, resalta la compañía con sede en Columbus, Ohio, EE. UU.

«Los clientes de los centros de datos buscan medidas de sostenibilidad transparentes y cuantificables», indica el bufete de abogados internacional Norton Rose Fulbright.

Mientras que los criterios de medición para la sostenibilidad de los centros de datos incluyen la efectividad del uso de la energía, la eficiencia en el uso del agua y la efectividad en el uso de las emisiones de carbono; The Green Grid, añadió la eficiencia en el uso de infraestructura (IUE).

Según The Green Grid, la nueva métrica se hizo para ayudar a identificar la cantidad de diseño de infraestructura que puede utilizar un centro de datos operativo.

Al medir la eficiencia de los centros de datos, en un rango de 0 % a 100 % de IUE real, el sistema ayuda a evidenciar una potencial deficiencia del empleo de infraestructura o capacidad desperdiciada.

Arrendamientos verdes

Las medidas adoptadas por los centros de datos incluyen la utilización de “arrendamientos verdes” que permiten inversiones en el desempeño ambiental de un edificio y se alinean con los objetivos de sostenibilidad del arrendador-arrendatario.

Los centros de datos también están eligiendo materiales de construcción y diseños con mayor cuidado.

“Más y más propietarios y operadores de centros de datos evalúan y seleccionan materiales e infraestructura con base en el desempeño y las repercusiones ambientales”, menciona el informe de Norton Rose Fulbright.

La tecnología es un motor importante para la sostenibilidad. “El uso de la tecnología en los centros de datos permite monitorear el consumo de energía, agua, temperatura, humedad y ciclos de demanda máxima. Puede cumplir varias funciones dentro de los controles de iluminación y temperatura, recuperación del agua de lluvia, entre otros”, añade la firma de abogados.

El agua

El agua, empleada por centros de datos para el enfriamiento, es el siguiente paso crucial hacia un enfoque más holístico.

«Casi un 40 % de la energía consumida por un centro de datos puede destinarse al aire acondicionado. Las tecnologías de enfriamiento evaporativo basado en agua cuenta con una herramienta común para reducir el consumo energético. Esta reducción se alcanza a expensas de un mayor empleo del agua«, apunta Norton Rose Fulbright.

A medida que los movimientos de sostenibilidad aumentan su foco en el agua como recurso agotable, los operadores de centros de datos redoblan esfuerzos para reducir la dependencia del líquido.

“El consumo de agua está próximo a convertirse en un factor de sostenibilidad tan evidente para los centros de datos como el consumo energético. Muchos participantes en esta industria están rastreando su uso del agua y presentándolo en sus métricas de rendimiento y sostenibilidad”, indica Norton Rose Fulbright.

Los propietarios, operadores y clientes de centros de datos también toman en cuenta los materiales y el calor residuales a la hora de evaluar la sostenibilidad y la eficiencia.

La capacidad para registrar el impacto de una gestión «cero residuos» potencia el surgimiento de un criterio de medición para los proveedores de servicios de centros de datos.

«Los clientes sopesan la integridad de los programas de sostenibilidad del centro de datos», concluyen.

No está de más leer:

El legado arquitectónico y menos conocido del Premio Nobel Pablo Neruda

5 principios de la gran arquitectura, según el Premio Pritzker 2022 Francis Kéré

5 consejos para aumentar el espacio en un piso pequeño

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter