Chicago: el sector multifamiliar en 2020 y qué se espera para 2021

Cuando el covid-19 se convirtió en una dura realidad en varios estados de EE. UU., como Chicago, hubo cierres de empresas, cesantías y despidos. Con tantos sin trabajo, existía la ansiedad de que hubieras problemas para el pago del alquiler, y con ello los propietarios comenzaran a incumplir sus compromisos con los bancos.

Afortunadamente para muchos, ese escenario no se desarrolló de la manera como muchos temían. «Si tuviera que describir la situación desde abril pasado, la única palabra que usaría es ‘estable’«, dijo Jim Darrow, director de Essex Realty Group.

«Después del cierre, todos pudieron volver a una especie de normalidad, haciendo negocios y vendiendo algunos edificios», agregó.

Rendimiento en Chicago

Los propietarios e inversionistas preocupados por la recaudación de alquileres en abril se sorprendieron con tasas cercanas al 98 o 99% de lo habitual. Esto continuó durante junio y julio. Sin embargo, las caídas se produjeron en agosto, cuando las cuentas de ahorro y los fondos de estímulo federal comenzaron a agotarse.

Las propiedades en los suburbios tuvieron un desempeño admirable durante la pandemia, pero ese no fue el caso en muchos vecindarios de Chicago. Los puntos brillantes fueron Rogers Park y Hyde Park, donde los propietarios experimentaron pocos problemas para cobrar los alquileres o vieron aumentos en las vacantes.

“Lo creas o no, la mayor erosión en la ocupación ha sido Lakeview, Lincoln Park y los vecindarios tradicionales del North Side que realmente no han visto problemas de vacantes en mucho tiempo”, señaló.

Actividad inversora

A menudo se advierte a los inversores que «el rendimiento pasado no es indicativo de resultados futuros». Según Michael Episcope, CEO de Origin Investments, eso es más cierto hoy que nunca, dada la nueva realidad que ha creado el covid-19.

“Las personas están ancladas en los rendimientos generados durante los últimos 10 años, en lugar de lo que es probable que ofrezca el mercado en función de dónde se encuentra hoy la tasa libre de riesgo”, resaltó Episcope.

Origin encuestó recientemente a más de 300 inversionistas de alto patrimonio neto para encontrar la tasa interna de rendimiento mínima y los múltiplos de capital que esperarían lograr durante un período de retención de cinco años. Se preguntó a los inversores sobre los desarrollos básicos de clase «A», propiedades clase «A» nuevas y activos clase «B».

La encuesta encontró que al menos el 30% tenían expectativas “excesivamente altas, poco realistas” para las tasas de retorno y múltiplos. “En el entorno actual, las expectativas de tasas internas de rendimiento superiores al 17% y los múltiplos superiores a 2,0 pueden ser ‘unicornios’ que son difíciles de encontrar”, dijo Episcope.

«Espera y verás»

Es interesante que los inversores de alto patrimonio neto tengan la mayor confianza en los nuevos activos de clase «A». En Chicago, este tipo de propiedades están en el centro de la ciudad y en los vecindarios internos. Ahí los inquilinos ahora están menos dispuestos a pagar alquileres exorbitantes para acceder a una ciudad de la que actualmente no pueden aprovechar.

La mayoría de los viajes diarios son a la mesa de la cocina en lugar de opciones de entretenimiento y vida nocturna. Sin una vida urbana en la que participar, muchos se cuestionan por qué pagar alquileres urbanos.

La situación llevó a muchos, especialmente profesionales jóvenes de 20 años, a encontrar alojamientos más baratos en los suburbios o a mudarse con la familia mientras esperan y se diluyen los efectos de la pandemia.

Este es un escenario a corto plazo, y Darrow espera que una vez que la disponibilidad de la vacuna sea más generalizada, las oficinas del centro, los restaurantes y todo lo demás abra nuevamente, atrayendo a los residentes.

Los inversores también están adoptando un enfoque de esperar y ver, a menudo en detrimento de ellos.

“Los inversionistas que esperan ‘unicornios’ ganarán mucho menos dinero que aquellos que están poniendo su capital a trabajar hoy”, dijo Episcope. «Es mejor tener todo su dinero trabajando a una tasa de retorno (ligeramente) más baja que estar al margen».

Panorama

Mucho de lo que suceda a futuro dependerá de la capacidad para acorralar al coronavirus. Las primeras dosis de vacuna ya se han administrado en EE. UU., sin embargo, puede pasar hasta el verano de 2021 para que más personas puedan acceder a la vacuna.

Existe un sentimiento casi universal de que, con la disponibilidad generalizada de vacunas, la economía estará lista para retomar justo donde lo dejó a fines de 2019. Si ese es el caso, las empresas pueden reabrir a plena capacidad y contratar a los empleados necesarios. Como resultado, los alquileres volverán a subir.

Con información de: rejournals.com

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Vivienda fabricada con contenedores se ofrece por US$3.5 millones

Suscríbete a nuestro Newsletter