Airbnb despedirá al 25% de su plantilla por “parón turístico”
6 mayo, 2020
6 tendencias inmobiliarias para el post-Covid-19
7 mayo, 2020

Las inmobiliarias en Chile contrarrestan el COVID-19 con transformación digital

Braulio Palacios

La industria inmobiliaria en Chile se ha visto afectada por el COVID-19. Diversas empresas del sector sufrieron bajas considerables en las ventas de propiedades, según un artículo del portal MobySuite.

Un panorama negativo, más aún cuando días atrás los bancos aumentaron la restricción a los créditos hipotecarios y a las tasas, lo que ha provocado que haya una desconfianza en los inversionistas inmobiliarios.

Según expertos, sí o sí, los efectos del coronavirus tendrán un impacto sustantivo en el rubro tanto en términos corporativos como económicos, y no solamente a nivel local, sino que también global.

La gente al no salir de sus hogares por el temor a contagio dejó de cotizar. A esto se suma que gran parte de los ejecutivos de ventas operan por teletrabajo, lo que impide que haya una relación fluida con los clientes.

Francisco Ackermann, gerente comercial de Capitalizarme.com, indica que el sector inmobiliario se ve muy afectado con esta crisis debido a tres razones:

  • Un aumento sustancial en la tasa de desistimientos a causa del alto nivel de desempleo y bajos salarios.
  • No todas las inmobiliarias están preparadas para el trabajo online.
  • El proceso de firmas físicas y entrega de documentos se ve afectado directamente.

“En cuanto a cifras, me atrevería a decir que han bajado las reservas en más de un 40 y 60%”, señala Ackermann.

Diagnóstico de las inmobiliarias

Guzmán Inmobiliaria se ha visto perjudicada por la pandemia. “Ha habido una baja importante en el flujo de clientes, una baja en la captación de leads y un desistimiento de los clientes a invertir” señalan la compañía.

Además, piensan que las inmobiliarias deberían replantear sus procesos comerciales y abrirse a otras metodologías de trabajo, ya que este virus “puso en jaque a toda la industria“.

Cities es otra inmobiliaria con números rojos como consecuencia de lo que pasa en el país sudamericano. “A pesar de que somos pequeños y tenemos con pocos años, esta crisis nos ha afectado”, indican.

Se ha detenido prácticamente todo, no tenemos ni siquiera campaña por redes sociales. No se está haciendo nada para llevar a los clientes a las salas de ventas”, señala Yeniza Daza, jefa de Ventas de Cities.

Con relación al replanteamiento de los procesos comerciales, concuerda con Guzmán, y dice que todas las inmobiliarias deben replantear sus procesos, sobre todo en inversión digital y atraer clientes por redes sociales.

Ricardo Senerman, presidente de la Inmobiliaria Sencorp, es más optimista. En una entrevista para La Tercera manifestó que si bien la demanda disminuyó y habrá un impacto en las ventas, la situación se revertirá.

Sencorp no tiene planes de frenar proyectos, aunque sí habrán retraso en las entregas. “Esta crisis nos puede ayudar a repensar algunas cosas. Las oficinas seguirán existiendo, pero habrá que innovar con buen diseño para desarrollar proyectos de oficinas para el futuro”, dijo Senerman.

Desafío de la digitalización

Debido a que diversas inmobiliarias tienen cerradas sus sala de ventas, la mayoría de sus colaboradores trabajan desde casa. A raíz de esto, es que la tecnología cumple un rol vital para el sector inmobiliario

El mercado inmobiliario ha sido tildado de “anticuado” por las pocas innovaciones, por esto resulta urgente adoptar tecnología para no tener una baja productividad y no ser tan susceptibles a los efectos del COVID-19.

En Capitalizarme.com, Francisco Ackermann dice que buscan tener todos los procesos digitales, esto quiere decir firmas de promesas online, revisión de clientes online, entre otros.

Los CRM y software inmobiliarios son un buen aliado en estos momentos de crisis, ya que agilizan los procesos, sin la necesidad de salir. “Trabajamos con un software que acompaña durante todo el proceso comercial”, ejemplifica Victor Danús, gerente general de Inmobiliaria Prourbe.

Guzmán Inmobiliaria cuenta con el software inmobiliario MobySuite. “Siempre nos ayudó con la gestión de los procesos, ahora sirve mucho más por la baja en el flujo de clientes y no perder la fidelización de estos”, señalan.

Con información de | mobysuite

También puedes leer en República Inmobiliaria:

https://www.republicainmobiliaria.com/editorial/airbnb-despidos-paron-turistico/