5 ciudades que adoptan la bicicleta en su planificación urbana

Adaptaron sus espacios urbanos para satisfacer las necesidades de los ciclistas.
Copenhague está considerada como una de las ciudades más amigables con las bicicletas del mundo, aunque no la incluimos en este listado. Foto: © Rasmus Hjortshøj – COAST

Parece que el futuro correrá sobre dos ruedas y un manubrio. Muchos explican el auge de los ciclistas como un cambio hacia un estilo de vida más saludable y económico. Pero, ¿por qué optar por andar en bicicleta si las calles no lo permiten y no hay espacios acondicionados para estacionar?

La arquitectura juega un papel importante en la promoción del uso de la bicicleta. Las ciudades equipadas con carriles seguros, estacionamientos e instalaciones públicas para bicicletas alientan a un menor uso del automóvil y optar por un medio de transporte mucho más sostenible.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by J.M. Pasquesi (@j.m.pasquesi)

Muchos países ya han comenzado a remodelar su infraestructura urbana de una manera que se adapte a las bicicletas, ya sea a través de puentes, carriles ampliados o estacionamientos permanentes.

En esta ocasión, si bien hay muchas más, te compartimos cinco ciudades amigables con las bicicletas que adaptaron sus espacios urbanos para satisfacer las necesidades de los ciclistas.

Bogotá, Colombia

Bogotá, que se encuentra entre las tres ciudades más congestionadas del mundo, promueve el uso de bicicletas en lugar de automóviles. Ha sido una de las soluciones clave para limitar la congestión del tráfico y los sistemas de transporte público abarrotados.

Foto: Municipalidad de Bogotá

Aunque la ciudad aún no es completamente amigable con las bicicletas, implementó varias soluciones a escala urbana para fomentar el uso de bicicletas. Por ejemplo, ciclovías temporales y permanentes.

Sin embargo, dado que los gobiernos fomentan el uso de bicicletas o monopatines, también deben abordar la seguridad de los residentes y brindar soluciones que garanticen su bienestar.

Malmö, Suecia

Malmö tiene más de 500 ciclovías protegidas, el mayor número entre todas las ciudades suecas. Para promover el uso de la bicicleta.

Imagen: © Felix Gerlach

La ciudad realizó campañas como “No hay viajes en ridículos automóviles”, cuyo objetivo es convencer a los ciudadanos de que reduzcan el uso de los autos.

La ciudad también ha introducido nuevas tecnologías dentro de su sistema urbano, como intersecciones con sensores, para alertar a los conductores cuando se acercan ciclistas.

Montreal, Canadá

Aunque las ciudades europeas a menudo lideran la clasificación de las ciudades más amigables con las bicicletas, Montreal también tomó la delantera cuando se trata de una escala global.

Foto: © Marc Bruxelle | Dreamstime

En los últimos años, la ciudad invirtió en mejorar su infraestructura para bicicletas. Agregó 600 kilómetros de ciclovías a lo largo de sus carreteras. También alberga un festival de bicicletas cada año, lo que permite a los ciclistas recorrer la ciudad en dos ruedas.

Barcelona, España

En los últimos años, la capital catalana se convirtió en un destacado innovador del ciclismo urbano con programas de bicicletas compartidas que se consideran los mejores del mundo.

Render: © Copenhagenize Design Company

Barcelona también ha reducido los límites de velocidad a 30 km/h dentro de la ciudad y añadió numerosas rutas ciclistas, lo que hace que sea más seguro para los ciclistas viajar en su bicicleta y anima a los demás ciudadanos a abstenerse de utilizar automóviles o autobuses.

Ámsterdam, Holanda

Hablar de bicicletas y no mencionar a Ámsterdam le restaría credibilidad a este artículo. Es considerada como una de las ciudades más ciclistas del mundo. Pese a sus ejemplares avances continúa construyendo infraestructura para bicicletas dentro de su tejido urbano.

En 2019, la ciudad lanzó un nuevo plan para 2022 que se enfoca en mejorar los estacionamientos y la infraestructura existente. La ciudad está creando nuevas “rutas reales” para dar cabida a más bicicletas y ampliando las pistas para bicicletas existentes.

También están aumentando el número de calles para bicicletas de baja velocidad y rediseñando las principales intersecciones para garantizar la seguridad de los ciclistas.

Con información de: Plataforma Arquitectura

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Ventajas y desventajas de andar en bicicleta en ciudad de Guatemala

El pabellón de Filipinas explora la solidaridad en tiempos de covid en la Bienal de Venecia

Médica San Juan, nuevos espacios dedicados al servicio de la salud