Las ciudades mejor preparadas para el trabajo híbrido, según Savills

En lugares con transición rápida, los propios empleados pueden presionar para un regreso a la oficina.
Desde la perspectiva de los trabajadores, Los Ángeles presenta condiciones muy propicias para implementar el trabajo híbrido. Foto: Maxx Girr/Pixabay

Ni solo teletrabajo ni solo presencial. Lo que buscan ahora las empresas es un modelo híbrido. Nueva York, París y Londres son las ciudades mejor preparadas para la transición al trabajo híbrido, según un informe realizado por Savills.

La consultora inmobiliaria analizó diferentes empleadores y trabajadores para determinar qué ciudades pueden tener una transición más rápida al trabajo híbrido después del covid-19.

Según Savills, desde la perspectiva de la presencialidad en oficinas, Nueva York, París, Londres, Berlín y Frankfurt pueden prepararse para una transición más rápida al trabajo híbrido por los costes comparativamente altos de las oficinas, las prácticas de trabajo flexibles y los confinamientos prolongados.

Por otro lado, Mumbai, Shanghai y Ho Chi Minh City son las ciudades que tendrán una transición más lenta hacia el trabajo híbrido  debido a su poca flexibilidad laboral, según el informe.

Los Ángeles, propicia para el trabajo híbrido

Desde la perspectiva de los trabajadores, Savills señala a la ciudad de Los Ángeles como la que presenta condiciones muy propicias para implementar el trabajo híbrido.

A su favor tiene el tamaño de las viviendas y la distancia entre los hogares y el lugar de trabajo. Además, los alquileres de larga duración y una economía diversificada incentivan a los empleadores a reducir la presencia en oficinas.

Asimismo, Savills ve probable que ciudades más pequeñas como Lyon y Ámsterdam sufran un cambio más lento hacia el trabajo híbrido. La razón es que sus desplazamientos al lugar de trabajo son más cortos y el coste de las oficinas es menor.

El mayor desafío para los trabajadores

«La transición al trabajo híbrido es el mayor desafío al que se enfrentarán los trabajadores en los próximos cinco años. Incluso para aquellos que residen en ciudades donde el cambio sucederá más lento, es algo a lo que tendrán que enfrentarse», destacó el director de EMEA servicios para arrendatarios de Savills, Jeremy Bates.

Paul Tostevin, director de Savills World Research, afirmó que aunque en lugares con una transición al trabajo híbrido más rápida se «pueden propiciar que los propios empleados presionen para regresar a la oficina«.

Es el caso de París, Londres, Berlín, Frankfurt y Nueva York, donde tienen en contra la duración de los alquileres, la baja velocidad de banda ancha doméstica. Y en algunos casos, el tamaño reducido de los hogares,

En las ciudades asiáticas, que experimentaron confinamientos más cortos y regresaron al trabajo de oficina a tiempo completo, la transición al trabajo híbrido se desarrollará más lenta. El reducido tamaño de las viviendas de los trabajadores de estas ciudades también ha propiciado la presencialidad en las oficinas.

No está de más leer:

Estación del Emprendedor llega a Pradera en Vistares y Galerías La Pradera

Un nuevo boom inmobiliario se asoma en el mercado de vivienda en España

Los centros comerciales, llamados a mezclar el espacio físico y lo digital

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter