IPMC: Los 5 principales incrementos y decrementos en octubre
23 noviembre, 2020
Covid-19 puso en evidencia las “debilidades” de las ciudades
24 noviembre, 2020

Co-living: cómo un sector de convivencia sobrevive al covid-19

Redacción República Inmobiliaria

El concepto de co-living pasó de una oferta de nicho a un producto multifamiliar más maduro. En EE. UU., creció de 100 a más de 7 mil camas en los últimos cinco años. Uno tiene que preguntarse, sin embargo, si el ascenso meteórico de este tipo de vida ultradensa puede continuar fuerte después del covid-19.

En el modelo de convivencia, los residentes tienen acceso a un pequeño espacio personal, pero por lo demás comparten áreas comunes con otros residentes. Los jóvenes profesionales y aquellos que necesitan vivienda para la fuerza laboral se sienten atraídos por este tipo de activo.

Las razones van desde los plazos de arrendamiento más cortos y los alquileres, entre un 20 y un 30% más bajos que en un espacio de estudio comparable. A los desarrolladores e inversionistas también les gusta, ya que la densidad conduce a un cobro de alquiler por pie cuadrado entre un 25 y un 50% más alto que los apartamentos tradicionales de tamaño similar.

Esa era la situación en un mundo prepandémico. En una realidad pospandémica, una en la que la necesidad de distanciamiento social debería disuadir a la mayoría de los residentes, ¿puede este modelo seguir siendo un ganador?

El co-living debe su éxito, en parte, al arrendamiento más cortos y los alquileres más bajos. 

Co-living: la racha continúa

Numerosos indicadores sugieren que este nicho no solo se está desempeñando bien bajo presión, sino que está en una excelente posición una vez que la economía se recupera.

Un informe de Cushman & Wakefield, las rentas de co-living disminuyeron de marzo a agosto de este año. Sin embargo, tuvieron un mejor desempeño que los activos urbanos tradicionales de Clase A. El alquiler efectivo promedio de un espacio de convivencia cayó un 9.4%, en comparación con una disminución del 11.7% entre los alquileres de estudios de Clase A, por pie cuadrado.

Los propietarios han aumentado sus concesiones durante la pandemia, lo que provocó esta caída generalizada de las rentas de mercado efectivas. El impacto ha sido más suave en los activos de convivencia en comparación con los estudios tradicionales de Clase A. Los primeros han aumentado su prima más alta por pie cuadrado este año.

En el cuarto trimestre de 2019, Cushman & Wakefield estima que los alquileres de convivencia alcanzaron una prima del 18.2% sobre los apartamentos tradicionales. Esa cifra se elevó al 22.2% durante el tercer trimestre de 2020.

Altibajos en la recaudación de alquileres

Con muchos de sus inquilinos suspendidos o despedidos debido a la pandemia, muchos propietarios han tenido dificultades para cobrar los alquileres este año. Las moras entre los productos tradicionales han oscilado entre el 4.5 y el 5.2%, pero los activos de convivencia no han experimentado moras superiores al 4%.

De hecho, el porcentaje de recaudación de alquileres en las propiedades de convivencia cayó por debajo del de los activos tradicionales en mayo, pero el producto de nicho ha mantenido una mejor recaudación de alquileres durante la pandemia.

“La fuerza sostenida de la convivencia a través de la pandemia actual puede atribuirse a lo que nuestros clientes han estado diciendo durante años. Una casa debe brindar un sentido de comunidad y agregar valor a la vida cotidiana”, dijo Noah Gottlieb, director ejecutivo de The X Company . “Si los propietarios pueden seguir cumpliendo esa promesa, la convivencia seguirá siendo exitosa independientemente de las condiciones del mercado”.

Si bien la convivencia ocupará un porcentaje pequeño del mercado de alquiler, eso no excluye una oportunidad considerable de crecimiento.

The X Company es una empresa de inversión y desarrollo de convivencia con sede en Chicago con actividad en 10 mercados. Otros operadores con activos en Chicago incluyen The Collective , Quarters , Ollie y Common , que abrió su propiedad de convivencia más grande en la ciudad, Common Addams, en julio.

Esos operadores y muchos otros tienen más de 54 mil camas en varias etapas de evaluación y desarrollo, según el informe de convivencia de Cushman & Wakefield. Algunos de estos proyectos entraron en proceso de desarrollo antes de covid-19, pero la pandemia no ha disminuido su apetito.

Oportunidad de crecimiento

Todos los indicios sugieren que la convivencia se recuperará más rápido que los apartamentos tradicionales comparables. En una economía en recuperación, los inquilinos que todavía se sienten atraídos por los submercados urbanos. A medida que el sector evoluciona, es posible que vea una mezcla de unidades convencionales y micro en desarrollos futuros.

“Si bien es probable que la convivencia siga siendo un porcentaje relativamente pequeño del mercado de alquiler en general, sigue habiendo una oportunidad considerable de crecimiento”, dijo Susan Tjarksen, directora general de Cushman & Wakefield.

“Al igual que con el coworking, es probable que veamos que algunas versiones de co-living se integran en conceptos convencionales. Todo lo cual quiere decir que el camino está abierto para que la convivencia continúe creciendo hasta convertirse en una parte establecida del ecosistema del mercado multifamiliar”, agregó Tjarksen.

El teletrabajo que surgió de la pandemia está en desacuerdo con el modelo actual de convivencia, aunque los operadores han comenzado a reorientar sus servicios para adaptarse a una mayor necesidad de trabajo en la unidad.

Sin embargo, el público objetivo del co-living tiene una gran reto con un grupo demográfico nuevo en el mercado: el empleado que necesitará más capacitación y orientación en la oficina, en comparación a sus pares más experimentados.

Si bien la convivencia probablemente ocupará un porcentaje relativamente pequeño del mercado de alquiler en general, eso no excluye una oportunidad considerable de crecimiento. A medida que la clase de activos madura, debería desempeñar un papel en cualquier cartera diversificada.

Leído en: rejournals.com

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Moody’s: caída de los precios no repercutirá en el acceso a vivienda