España: las cocinas fantasma serán limitadas en suelo residencial

Las restricciones solo tendrán efecto en los suelos residenciales, no así en los industriales.
La pandemia provocó un estallido de cocinas cerradas al público y los negocios sin locales físicos para cubrir la demanda de comida a domicilio. Foto: Óscar Tomasi

El Ayuntamiento de Madrid aprobó el avance de la normativa urbanística que restringirá las cocinas fantasma en suelo residencial. Es así como la superficie no podrá superar los 350 metros cuadrados y los repartidores tendrán que hacer la carga y descarga dentro del local.

Aunque la tramitación de esta reforma podría alargarse alrededor de un año hasta su aprobación definitiva, se suspenderá el otorgamiento de las licencias susceptibles de verse afectadas cuando se publique en el Boletín Oficial, previsiblemente en dos semanas.

Por tanto, se interrumpirá durante un plazo prorrogable de un año la tramitación de las licencias para instalar cocinas industriales de más de 350 metros cuadrados en suelos residenciales —ilegales con la nueva norma—, una paralización que concierne a cuatro expedientes, indican fuentes municipales.

Las ‘dark kitchens’ permiten a muchas empresas llegar a un mayor número de consumidores.

Con esta reforma, las llamadas cocinas fantasma contarán con una normativa urbanística específica, bajo la denominación de ‘cocinas agrupadas’. Se les exigirá la elaboración de un estudio de impacto ambiental y de movilidad antes de iniciar su actividad.

De la ciudad a zonas industriales

La intención del Ayuntamiento es fomentar que estos negocios se implanten en áreas industriales y sacarlas del centro de la ciudad.

Con las limitaciones de espacio que regirán en los suelos residenciales, en la práctica solo cabrían unas seis cocinas por local. La norma busca desincentivar su instalación en estas zonas.

Además, estos condicionantes de superficie y organización de la carga y descarga, así como la suspensión del otorgamiento de licencias, se aplicarán también a los locales de almacenaje con reparto a domicilio.

Las restricciones solo tendrán efecto en los suelos residenciales, no así en los industriales.

Tanto las cocinas agrupadas como los locales de almacenaje con reparto a domicilio constituyen usos industriales, por lo que solo pueden instalarse en suelos residenciales cuando el edificio en cuestión admita ese tipo de uso.

Detener la proliferación de cocinas fantasma

Los camareros preparan los pedidos ‘online’ para los “riders” de las diferentes plataformas.

Con estas modificaciones, el Consistorio aspira a responder a la proliferación de estas actividades observada al albur de la pandemia, que ha sido objeto de continuas quejas por parte de la oposición y de colectivos vecinales.

Aun así, el Ayuntamiento sostiene que solo hay 10 locales de la capital que tienen licencia específica de cocinas industriales.

Tras la campaña de inspecciones, hay expedientes de disciplina urbanística para tres de los 10 establecimientos, que tiene “deficiencias leves” y a los que se les abrió un procedimiento disciplinario.

No está de más leer:

La movilidad del futuro, entre el trabajo remoto y transportes saludables

Smart Homes: la oferta inmobiliaria se inclina a lo inteligente

Revelado: la cantidad de propiedades inmobiliarias que tiene el Vaticano

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter