Colombia se adentra en la construcción de casas con impresoras 3D

Ya se construyó en Medellín un módulo habitacional de 23 metros cuadrados con este tipo de tecnología.
Impresora 3D utilizada por la empresa colombiana Conconcreto. Foto: Foto: Cortesía - Conconcreto / A.P.I.

Con el propósito de tener casas o apartamentos listos en tiempo récord, constructoras en Colombia empiezan a centrar su atención en la búsqueda de tecnologías que aceleren los tiempos de ejecución de obras y reduzcan el desperdicio de materiales.

Tal vez para muchos, la idea de tener completa una vivienda en menos de 10 días parece caricaturesco en este momento, puesto que los tiempos aproximados de una obra no bajan de meses. No obstante, en Colombia ya se están dando los primeros pasos para que esto suceda.

Una de las empresas que actualmente va a la vanguardia es Conconcreto, cuya impresora 3D, traslada la tecnología que se utiliza para el diseño y realización de un sinfín de piezas, al mundo de la ingeniería y la construcción de obras civiles.

Alejandra Carmona, directora de Innovación de la firma, indicó que las investigaciones para este avance iniciaron en el 2016 y que tras varios años de “ensayo y error”, lograron crear los equipos y materiales necesarios para imprimir una casa con este sistema.

«Empezamos con pequeñas piezas decorativas y conforme teníamos éxito, pasamos a generar mobiliario para el hogar como mesas o sillas. Hace poco nos arriesgamos a construir nuestra primera casa, la cual es un ícono de la innovación y la persistencia«, expresó.

El primer gran logro de esta empresa colombiana se llamó Origami, un módulo habitacional de 23 metros cuadrados, que se fabricó en la ciudad de Medellín, usando en un 100 % esta tecnología. El tiempo de construcción de la obra requirió apenas 27 horas.

«De igual forma, la convertimos en una casa totalmente autosustentable, que no necesita conexiones a redes eléctricas, gracias a sus paneles solares. Es la primera apuesta por demostrar que sí es posible imprimir casas en tiempo récord«, agregó Carmona.

«Básicamente ingresamos los planos»

Julián Saldarriaga, profesional de innovación de Conconcreto, explicó parte del funcionamiento de la impresora funciona con tecnología de peso vertical, ajustada por medio de escalas, al terreno o superficie en la que se vaya a trabajar. Pese a que la composición de la mezcla está protegida bajo el “secreto industrial”, asegura que es igual de resistente que la mampostería.

“Al funcionar con el modelado 3D, se permite jugar un poco más con las maneras, lo que también marca la diferencia desde lo arquitectónico. Nosotros básicamente ingresamos los planos, después de eso es estar pendiente de que la máquina empiece a trabajar”, precisó.

Normas específicas

Por el momento, Conconcreto no contempla la comercialización de viviendas construidas con esta técnica, debido al alto costo de fabricación. Señalan que trabajan precisamente en ese punto para poder entrar al mercado en un mediano o largo plazo, en el que incluso sueñan con apostarle al desarrollo de edificios, en poco tiempo.

Las casas que se han construido con la impresora de Conconcreto cumplen todas las normas de sismo resistencia que contempla la legislación colombiana.

Sin embargo, según la directora de Innovación de Conconcreto, en el futuro debería pensarse en otras reglas para este tipo de desarrollos. «Incentivaría a las empresas a que generen este tipo de innovación«, concluyó.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Conconcreto (@conconcreto)

Con información de: Semana

No está de más leer:

La recuperación de los espacios públicos: caso de éxito en Salcajá

6 tendencias tecnológicas que impulsarán la industria de la construcción

Dinamarca acelera la construcción de islas de energía renovable

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter