Guía fácil para crear un terrario para tu hogar

Este tipo de decoración acerca porciones de naturaleza al interior de los hogares.
Los terrarios son tendencia en la decoración de interiores y entre los amantes de las plantas. Foto: Pexels

Son pequeños universos, un terrario aporta diseño a los ambientes, un objeto que es tendencia sostenida en la decoración de interiores. Recrean un pequeño invernadero, ya que con la luz, la temperatura y la humedad adecuadas, desarrollan especies vegetales.

Además de aportar vida al interior de la casa, estos pequeños jardines evocan magia y fantasía y remiten a mundos imaginarios de criaturas minúsculas que habitan entre hojas, piedras y hongos, propias de mitos y las leyendas.

Terrarios: son tendencia en la decoración de interiores y entre los amantes de las plantas. Foto: Revista Jardín / Archivo La Nación ARG

Mini bosques, microselvas o diminutos desiertos, los terrarios constituyen pequeñísimas porciones de naturaleza, que podemos colocar en una biblioteca o en un estante de la cocina.

Si bien las plantas que provienen de zonas tropicales son las más aptas, también se pueden armar terrarios con otro tipo de especies y dar un carácter desértico o el aura zen de un jardín japonés.

Si eres principiante en el cuidado de las plantas, una opción viable es hacer un terrario de cactus y suculentas, porque se trata de plantas que exigen poco mantenimiento y son bastante resistentes.

En este caso, regarlas muy poco (solo humedecer la tierra una o dos veces al mes) y procura que haya luminosidad alta o algo de luz directa. En todos los casos, evita encharcar y que se expongan a la lluvia.

Los terrarios pueden ser abiertos o cerrados, y su característica diferencial es el material transparente del contenedor permite ver las distintas capas de sustrato que lo componen.

Consejos para hacer un diseño atractivo

– Incluye al menos tres especies de plantas

– Incorpora plantas de distintos colores y formas

– Elige una especie para que protagonice la escena. Su forma, floración, color o tamaño puede ser la característica que la destaque

– Encuentra una relación pareja entre el tamaño del contenedor y el de las plantas.

–  Busca el contraste entre las capas de sustrato, alterna los materiales claros con los oscuros.

– Evita que los materiales que componen cada estrato o capa se mezclen. Para eso, mueve el terrario lo menos posible. Nunca los inclines.

– Agrega materiales de terminación como arena gruesa, musgo o piedras pequeñas.

– Según el estilo que le quieras dar a la composición, puedes sumar claveles del aire (tillandsias), piedras de formas atractivas o caparazones vacíos de caracoles de tierra o agua.

También puedes leer en República Inmobiliaria:

La compra de bienes raíces más cara jamás pagada en criptomonedas

HUB Reforma, nuevo centro corporativo en la zona 9

Bogotá lanza estrategia para construir 37 mil viviendas poscovid