Cómo pintar muebles antiguos en casa: todo el proceso paso a paso

Puedes seguir estos ejemplos para reciclar y recrear un ambiente sin tener que recorrer tiendas de decoración.
Si tienes las herramientas y los utensilios adecuados, el trabajo te llevará menos tiempo y menos esfuerzo.

Decorar la casa con muebles antiguos es una nueva tendencia. No solo porque es una forma de reutilizar materiales y evitar residuos, sino también porque puede ser una buena forma de ahorrar dinero.

Te damos algunos consejos para dar una nueva vida a tus viejos muebles pintándolos.

¿Qué necesito para pintar muebles de madera?

Herramientas y utensilios

Si tienes las herramientas y los utensilios adecuados, el trabajo te llevará menos tiempo y menos esfuerzo. Y eso facilita la obtención de buenos resultados.

A la hora de comprar el equipo necesario, a veces compensa gastar un poco más de dinero, porque a menudo un ahorro de unos pocos euros no justifica la compra de herramientas de calidad inferior. En esta lista, encontrarás el material necesario para pintar los muebles de madera.

Toma nota:

— Papel de lija para madera n.º 180 y 220
— Destornillador de estrella
— Relleno de madera para posibles reparaciones
— Espátula para aplicar la masilla de pintura
— Cinta de papel para pintura
— Imprimación para la madera
— Esmalte sintético o pintura acrílica o en spray
— Rodillo de espuma y cepillos de cerdas suaves
— Paño suave
— Recipiente para mezclar la pintura
— Funda protectora para forrar y proteger la zona de pintura
— Guantes y máscara de protección personal.

Elegir la pintura

Pintura de esmalte sintético

El esmalte es un tipo de pintura que no es soluble en agua, ya que tiene lo que se denomina una “base de aceite”, el material que compone su fórmula. Hoy en día son otros productos sintéticos los que constituyen la base más común para este tipo de acabado.

Las pinturas de esmalte son buenas para usar en superficies de hierro o madera. Así, las ventanas de hierro, las barandillas y las estructuras metálicas ligeras tendrán un acabado mejor y más duradero si se pintan con pintura esmaltada.

Y aunque la madera puede recibir varios tipos de acabados, las puertas de este material se pintan tradicionalmente con esmalte debido a su alta manipulación, ya que el esmalte permite lavar esta superficie con mayor facilidad.

El acabado del esmalte es bastante peculiar. Tiene alto brillo, aunque existe la versión mate. El acabado da la sensación de una película formada en la superficie. El coste de esta pintura es más elevado que el de las demás, debido a su uso más específico, y en superficies más pequeñas.

Pintura epoxi y poliuretano

Las pinturas epoxi y de poliuretano son sintéticas y no son solubles en agua. Tienen usos más específicos, como, por ejemplo, pintar depósitos de agua. También existen fórmulas para la aplicación en suelos, pero dependen de una mano de obra muy especializada.

Estas pinturas, que suelen estar diluidas en un disolvente específico y tienen catalizadores para ayudar en el proceso de pintado, deben ser aplicadas siempre por trabajadores que conozcan el material y los procesos, para evitar que se formen burbujas.

Al ser pinturas específicas para su aplicación en zonas húmedas e incluso inundadas, como piscinas, pueden ser una excelente posibilidad para baños, y cocinas, siempre que se armonicen correctamente con los demás revestimientos. Merece la pena comprobar los tipos de acabados posibles para huir del revestimiento cerámico convencional de los lugares muy húmedos.

Pintura acrílica

La pintura acrílica es soluble en agua y se seca rápidamente. La diferencia es que su fórmula contiene resinas acrílicas, lo que confiere al producto una gran impermeabilidad una vez aplicado, haciéndolo especialmente eficaz para la pintura de exteriores.

Esta impermeabilidad también hace que la pintura acrílica sea interesante para su uso en zonas húmedas de la casa, como la cocina y el baño. Las pinturas acrílicas son lavables.

El acabado tiende a ser brillante, aunque existe una versión mate: así que presta atención al comprar para asegurarte de que obtienes el tipo de acabado final que deseas.

Pintura de látex

El látex es quizás la pintura más común hoy en día. PVA proviene del nombre de la sustancia que se utiliza actualmente para fabricar la pintura de látex, el acetato de polivinilo. El látex tiene una base soluble en agua y, por lo tanto, facilita mucho la vida del pintor, que puede limpiar las brochas y los rodillos solo con agua.

El acabado de látex PVA es adecuado para el interior de las viviendas, que se puede limpiar con un simple paño húmedo. El acabado de este tipo de pintura es muy bueno, así como su cubrimiento de la capa de pintura anterior (si la hay). Se seca rápidamente y el típico olor a pintura es mínimo. Sin embargo, el producto no es adecuado para zonas húmedas.

Pintar los muebles paso a paso

Una vez reunidos los materiales y elegida la pintura, es hora de ponerse manos a la obra y empezar a pintar los muebles viejos. Este es el proceso, punto por punto:

Preparar el mobiliario

1. Coloca el mueble en una zona ventilada y protege el suelo con una lámina de plástico o manta adecuada, para evitar ensuciar y dañar el suelo.

2. Utiliza un destornillador para quitar los pomos y todos los accesorios de los muebles, colocando los artículos en bolsas/cajas identificadas para que sepas exactamente dónde volver a colocarlos después. Cualquier otro accesorio que no se pueda pintar, lo ideal es cubrirlo con cinta de papel.

3. Si es necesario, rellena las irregularidades de la madera. Antes de empezar a pintar tus muebles, te recomendamos que compruebes todos los detalles: cualquier golpe, arañazo o desperfecto del mueble debe ser reparado, ya que las imperfecciones se notarán al aplicar la pintura. Puedes reparar las imperfecciones con masilla para madera. Utiliza siempre guantes, mascarilla y gafas protectoras para evitar problemas respiratorios.

4. Lijar suavemente la superficie con papel de lija de grano fino P180/P220, en la dirección de las fibras de la madera (evitar rayar la madera). A continuación, limpia el polvo existente con un paño suave.

5. Asegúrate de que todos los soportes estén secos, limpios, libres de grasa, polvo y otros contaminantes.

Pintura

Pintar o lacar es un término que suele utilizarse para referirse a la pintura con esmalte, buscando obtener un acabado liso y perfecto.

1. Aplica una capa de imprimación para madera, utilizando un rodillo en las zonas planas y una brocha en las zonas a las que no llega el rodillo. La imprimación aumentará la adherencia y la durabilidad de la pintura en el mueble.

Lo mejor es utilizar una imprimación de color claro, preferiblemente blanca, para que no interfiera con el color de la pintura que vas a aplicar encima. Una sola capa de imprimación es suficiente. El tiempo de secado es de una media de cuatro a seis horas, siguiendo siempre las indicaciones y el tiempo de secado descritos en el envase.

2. A continuación, aplica dos o tres capas de esmalte para madera del color deseado y déjalo secar durante seis horas. Pasa el rodillo siempre en la misma dirección (de abajo hacia arriba). Se trata de un esmalte fácil de aplicar y de secado rápido. Entre capa y capa, alisar la superficie con papel de lija de grano fino P180/P220, siempre quitando el polvo.

Puedes seguir estos ejemplos para reciclar y recrear un ambiente sin tener que hacer muchas cuentas o recorrer tiendas de decoración, donde no encontrarás nada tan único como una pieza con tu toque personal.

Leído en: Idealista/News

No está de más leer:

Una casa prefabricada de 90 m² que es eficiente y sostenible

Costa Rica: nuevo parque inmobiliario mixto en Lindora

Ceteco, nueva empresa miembro de CentraRSE

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter