Sector de las oficinas puede ser el próximo en sentir la presión del covid-19
7 agosto, 2020
La certificación que ayuda a los edificios en un mundo post-covid
11 agosto, 2020

Compradores globales se plantean posibilidad de cambiar de vivienda en 2021

Redacción República Inmobiliaria

Knight Frank publicó los datos de The Global Buyer Survey, donde analiza el impacto que la pandemia de covid-19 ha tenido en los mercados inmobiliarios. El estudio se concentra en las actitudes de los compradores particulares de viviendas en todo el mundo. La encuesta se realizó entre el 5 de junio y el 23 de junio de 2020, e incluye las opiniones de más de 700 clientes de Knight Frank en 44 países.

Entre sus principales conclusiones, el sondeo apunta que resultado de la pandemia, una de cada cuatro personas encuestadas se plantea la posibilidad de cambiar de residencia en el próximo año, precisando que el 40% de ellos buscaría una propiedad diferente pero en la misma ciudad. El 26% lo haría en otra ciudad aunque del mismo país, mientras que el 34% restante consideraría la posibilidad de adquirir una vivienda en el extranjero (9% del total de encuestados).

Además, el sondeo señala que, a la hora de plantear el lugar donde adquirir dicha vivienda, Reino Unido, España y Francia -por este orden- son los tres países preferidos por los consumidores. Les siguen Australia, Canadá, Suiza y EE. UU.

Según la encuesta, estos países ofrecen una buena calidad de vida, estabilidad política, una moneda segura, excelentes sistemas educativos y, en circunstancias normales, son destinos fácilmente accesibles. Nueva Zelanda, Portugal, Malta y Noruega también ocuparon un lugar destacado.

Entre las razones que los entrevistados apuntan para este cambio, la mejora de su residencia familiar habitual figura como el argumento principal para comprar. Un segundo aspecto, es la posibilidad de disponer de un mejor acceso a una atención médica de calidad. La opción de adquirir una casa de vacaciones ocupó el tercer lugar, seguido de razones comerciales o de empleo.

Repercusiones en el mercado inmobiliario

Kate Everett-Allen, responsable internacional de Residential Research de Knight Frank, señaló que durante estos meses pasados se ha tenido tiempo para reflexionar sobre la forma en que vivimos y cómo usamos el espacio. “Se advierte en los clientes un deseo de poder contar, por ejemplo, con más espacio al aire libre y una oficina en casa“, indicó.

Según la experta, resulta inevitable pensar que, a medida que merme el bloqueo, estos cambios puedan tener repercusiones en los mercados inmobiliarios de todo el mundo. “La gestión de los gobiernos extranjeros de la crisis de Covid-19 también será un elemento clave para los compradores de segunda vivienda en todo el mundo”, señaló.

La atención médica de calidad es el segundo motivo más importante que impulsa la compra de una nueva propiedad.

En busca de más espacio

Los datos de la encuesta respaldan la percepción de los expertos de Knight Frank. Luego del confinamiento, los compradores de vivienda buscan más espacio para su vivienda. El 45% los encuestados se muestran más dispuestos a adquirir una casa o chalet que antes del covid-19. El 40% manifestó interés por una casa en la costa, frente al 37% que optaría por el campo.

Además, cerca de dos tercios de los encuestados creen que, tras el confinamiento, habrá más probabilidades de trabajar desde casa. Eso explica que el 64% considera ahora más importante contar con un despacho propio en el hogar.

En este sentido, el 32% de los compradores afirma que su estilo de vida laboral seguirá siendo el mismo que antes de la pandemia. Un dato que sugiere que los lugares de trabajo todavía tendrá un papel importante que desempeñar como centro de innovación, colaboración, educación y socialización.

Como era previsible, el 66% de los encuestados manifiesta la importancia de disponer de grandes zonas ajardinadas y suficiente espacio exterior, ya que el período de confinamiento acentuó la conexión entre el bienestar y la vida al aire libre.

Viajar es considerado como un factor clave, no solo para aquellas personas que desean disfrutar de un descanso en el extranjero. También lo es para los propietarios de viviendas, que buscan recuperar ingresos perdidos durante la temporada de alquiler de 2020. En este sentido, el grado de confianza crece. Más de una cuarta parte de los encuestados viajó al mes de la reapertura de las fronteras. Otra cuarta aseguró que lo hará en los próximos tres meses. El 37% esperará entre seis y 12 meses. Solo el 13% prefiere esperar 12 meses o más antes de viajar al extranjero.

Previsión de precios

Por otro lado, la encuesta señaló que los compradores esperan que los precios caigan en los próximos 12 meses. Esto concuerda con el Prime Global Forecast de Knight Frank, realizado en abril de 2020. El estudio muestra que, como media, se prevé que los precios caigan en 16 de las 20 ciudades rastreadas en el informe en 2020: aunque también se espera una fuerte recuperación en 2021.

El 56 % de los encuestados que así lo cree, el 27 % considera que los precios caerán menos del 10%. Mientras, uno de cada cuatro clientes entrevistados no espera ningún cambio de precios, junto al 19% que considera que aumentarán.

Cerca del 53% de los compradores afirmó que su presupuesto se ha mantenido o ha aumentado desde el comienzo de la crisis. Con pocas oportunidades de consumir durante el confinamiento, algunos compradores probablemente han gastado menos y han ahorrado más. Aunque más del 30% de los encuestados aseguró que su presupuesto ha disminuido en más del 10% desde el comienzo de la crisis. Como resultado que algunas empresas han recortado salarios o hacer despidos.

El 53% de los encuestados afirmó que su presupuesto paracomprar de vivienda sigue igual o aumentó desde el comienzo del covid-19.

Perspectiva de segunda vivienda

Otro de los aspectos que analizó The Global Buyer Survey se refiere al incremento, tras la pandemia, de la expectativa de compra de una segunda vivienda. Así, más de una cuarta parte de los encuestados se mostró más propensos a una nueva adquisición. La razón sería mejorar su estilo de vida y utilizarla como retiro, en caso de que se produzca un rebrote.

Los datos de Knight Frank también avalan este punto de vista, advirtiendo, justo después del confinamiento, un aumento en las consultas al respecto para segundas viviendas en Francia e Italia, por ejemplo.

Carlos Zamora, director del área residencial de Knight Frank indicó que los compradores generalmente se fijan en tres factores clave:

  • Buena conexión a Internet
  • Atención médica de calidad
  • Propiedad capaz de poder generar un ingreso seguro.

En los veranos pasados se comprobó que los clientes europeos disfrutaron de vacaciones más cortas. Sin embargo, podría verse ver un regreso al verano europeo tradicional: familias que se instalan entre cuatro a seis semanas. “Las razones de este cambio en las actitudes de los compradores hay que buscarlas en el bienestar y la familia, por lo que creo que es probable que tales tendencias perduren”, advirtió Zamora.

Según la encuesta, casi uno de cada tres encuestados (32%) ve más probabilidades de contar con una segunda casa que pueda ampliar. El 29% ve más probabilidades de buscar una propiedad que ofrezca un alojamiento secundario.

Además, casi dos tercios de los compradores aseguran que cuando busquen una segunda casa en el extranjero se verán influenciados por la gestión del gobierno de la crisis de covid-19. En los próximos meses, países como, por ejemplo, Alemania, Austria, Grecia, Emiratos Árabes Unidos, Singapur y Nueva Zelanda pueden, como consecuencia, estar bien posicionadas entre los compradores de segunda vivienda.

También puedes leer en República Inmobiliaria:

MUVIS, el mercado de vivienda pendiente de capitalizar en Guatemala