Compran y venden de forma virtual: datos e imágenes para comercializar casas

Ahora se puede vender una casa en línea tan rápido como se puede vender un par de zapatos en eBay o Poshmark.

La pandemia reforzó conceptos ya populares como las compras en línea. Pero también mostró cómo más aplicaciones marginales podrían tener un uso generalizado. Ahora sabemos que toda una fuerza laboral puede funcionar de forma remota, por ejemplo, aunque el riesgo para las empresas es que esa conveniencia conlleva costos posteriores.

Las plataformas de bienes raíces en línea están asumiendo cada vez más un riesgo similar que utilizan algoritmos computarizados para automatizar una industria de casi US$2 millardos con casi un 1% de penetración en línea en la actualidad. La pregunta es si la fortuna favorecerá a los valientes.

El concepto de utilizar la tecnología ver propiedades fue recibido inicialmente con escepticismo. Además del riesgo financiero de tener una fortuna en inventario en el balance, estaba la pregunta abierta de si los consumidores confiarían en un proceso de este tipo con sus posesiones más valiosas.

Cuando Zillow dijo que iba a ir a lo grande con iBuying en 2019, aproximadamente el 90% de los compradores y vendedores de viviendas todavía usaban un agente.

La pandemia parece haber disipado algunas de esas dudas, ya que la tecnología se convirtió en una necesidad más que en una opción en muchos casos. Al final, asuntos como las exhibiciones virtuales demostraron ser no solo viables sino a menudo preferibles, lo que permitió a los consumidores evitar la molestia y el costo de una jornada de puertas abiertas.

Después de pausar sus operaciones en la primavera del año pasado, iBuyers ha estado en una juerga de compras, habilitada por capacidades cada vez más virtuales. Offerpad, cuya fusión con una empresa de adquisición de propósito especial se cerrará este trimestre, compró más de 2.000 viviendas en el segundo trimestre.

Zillow dijo que sus compras de viviendas se duplicaron con creces de forma secuencial en el segundo trimestre, y Redfin dijo que compró un 40% más de viviendas en el segundo trimestre de lo que compró en todo 2020. Al superarlos a todos, el líder del mercado Opendoor dijo que compró casi 8.500 viviendas en el segundo trimestre y cerró el período con contratos para adquirir 8.158 más, lo que representa un valor de US$3 mil millones.

A los compradores les gusta decir que no compiten entre sí, sino más bien contra el modelo tradicional de agente inmobiliario. Pero al igual que la entrega de alimentos u otras industrias con varios actores que ofrecen productos similares, la marca más generalizada suele ser la que tiene más probabilidades de ser utilizada.

Para los iBuyers, estar en el lugar correcto en el momento correcto es especialmente crítico: usted come varias comidas al día, pero puede vender una casa una vez por década.

Opendoor está ahora en 41 mercados, más del doble que Offerpad, viendo la diversidad como una oportunidad y una cobertura. Si la demanda de empleo cambia repentinamente en una ciudad, por ejemplo, quiere estar en la ciudad que puede estar ganando terreno.

Para acelerar, está reduciendo la necesidad des estar en el sitio físicamente mediante el desarrollo de tecnología. La compañía dijo que se pudo lanzar este año en 18 mercados en solo cinco meses, seis de ellos en solo un día. Donde solía contratar a varias personas en cada ciudad, la compañía dijo que ahora puede lanzarse en un mercado con tan solo una persona en el lugar, utilizando un depósito creciente de tecnología centralizada para llenar los vacíos.

Tienen tanta confianza en esta tecnología que ya no necesitan ver una propiedad en vivo, ni siquiera virtualmente, antes de gastar cientos de miles de dólares en ella.

La compañía dijo que está ofreciendo a los propietarios, a los que ha realizado ofertas preliminares, la opción de enviar fotos y videos de su casa, evitando incluso un recorrido virtual en vivo. Es un proceso que la compañía presume que podría realizarse en aproximadamente 10 minutos del tiempo de los consumidores.

Si bien el capital es probablemente una limitación, no todos los iBuyer tienen el mismo plan de juego. En comparación, Offerpad parece estar más enfocado en apalancar las ciudades en las que ya se encuentra. Está aumentando su propia huella tecnológica, pero promociona su experiencia en bienes raíces sobre el terreno como un diferenciador clave a medida que se expande.

Sus presentaciones para inversores incluyen fotos de antes y después de las renovaciones y un perfil en promedio de cuánto se gasta y cuánto tiempo puede llevar la renovación. Las presentaciones de Opendoor ofrecen pocos detalles de ese tipo. Pero la compañía dijo que está obteniendo la misma calidad de resultados utilizando su tecnología centralizada hoy que en sus primeros días con más ayuda física.

A medida que los iBuyers continúan creciendo y el mercado inevitablemente alcanza su punto máximo, es hora de comenzar a preguntarse si la escalabilidad y la sostenibilidad se excluyen mutuamente y, de ser así, cuál es más importante.

Con licencia de nuestro socio WSJ.

Este artículo fue traducido del inglés por Noris Argotte Soto para República Inmobiliaria.

También puedes leer estos artículos exclusivos de WSJ:

Las compañías coworking se benefician de la incertidumbre del regreso a la oficina

La guerra de scooters llega a la bolsa de valores

Los precios récord de la madera generan ganancia inesperada para los aserraderos

Suscríbete a nuestro Newsletter