Cómo preparar tu casa para tener un gato

El portal Habitissimo brinda algunos consejos sobre cómo preparar la casa para tener un amigo felino.
Comprueba que las puertas y ventanas están bien aseguradas para evitar accidentes. Foto: Chen/Unsplash

Un hogar no siempre está preparado para recibir una mascota. Hay cuidados con la seguridad y la comodidad que hay que tener en cuenta para garantizar el bienestar de un gato, por ejemplo.

Si estás pensando en adoptar un amigo felino o te cambiarías a un domicilio nuevo junto con tus gatos es importante que hagas algunos cambios para recibir al nuevo miembro de la familia.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by habitissimo (@habitissimo)

El portal Habitissimo brinda algunos consejos sobre cómo preparar la casa para tener un gato.

Hacer la casa más segura

Antes de la llegada de la nueva mascota, asegúrate de cubrir el acceso a los lugares potencialmente peligrosos, como aquellos por los que puede pasar un gato, pero no un humano.

Comprueba que las puertas y ventanas están bien aseguradas y que el gato no puede abrirlas, para evitar accidentes. Por último, tapa los enchufes y los cables eléctricos, así como esconde medicamentos, los productos de limpieza y los objetos que se puedan masticar, como los libros.

Crear un espacio solo para el gato

Crear un espacio solo para tu gato puede ayudar mucho a la adaptación, durante los primeros días, y facilita todo el proceso. Este es el lugar en el que tu gato se sentirá más seguro, por lo que debería estar preparado cuando recojas a tu nuevo compañero.

Pon la cama, los juguetes y un cuenco con agua fresca a su disposición, para que el gato se acostumbre al nuevo hogar.

Definir los accesos libres

Algunos prefieren que su gato camine libremente por la casa, pero es posible que no quieras que vaya a determinados lugares. Define desde el principio cuáles son los lugares a los que el gato no puede acceder y bloquee el acceso a estos lugares, cerrando puertas y ventanas y dejando claro a toda la familia que estos espacios deben estar siempre cerrados.

El gato se adaptará rápidamente y ni siquiera notará que no puede acceder a ciertos lugares.

Preparar el jardín

Si tienes un jardín y tu gato va a tener acceso a él, debes prestar más atención. Los gatos son muy ágiles y pueden escaparse por el más mínimo lugar, así que antes de dejarle acceder al exterior, revisa todos los espacios por los que puede escaparse y tápalos.

Si tienes espacio suficiente, puedes crear una zona especial para el gato, para que pueda disfrutar del exterior sin la menor posibilidad de escaparse.

Comprobar las plantas

Algunas plantas que tenemos en casa o en el jardín son tóxicas para los gatos, provocando desde una leve molestia hasta enfermedades más graves. Por eso, antes de llevar el gato a casa, revisa qué plantas tienes y retira las que puedan ser tóxicas y estén al alcance del animal.

En caso de duda, un veterinario podrá ayudarte diciéndote qué especies son peligrosas para los gatos.

No está de más leer:

5 tendencias en pintura para las paredes de la casa

Seis ideas infalibles para decorar baños pequeños

La guerra de scooters llega a la bolsa de valores

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter