Construcción de casas en EE. UU. se desploma entre limitación de suministros

Los costos de construcción son un problema pese a que los precios a futuro de la madera han bajado.

La construcción de viviendas en EE. UU. cayó más de lo esperado durante julio, la última señal de que los crecientes costos de construcción y los precios de las casas continuaron restringiendo al mercado a inicios del tercer trimestre, de acuerdo con un informe del Departamento de Comercio.

La construcción de viviendas cayó 7,0% a tasa anual desestacionalizada, con 1,53 millones de unidades el mes pasado y la cifra de junio se revisó a 1,65 millones de unidades desde las 1,64 millones informadas previamente. Economistas estimaron una caída a 1,60 millones de unidades.

Por su parte, los permisos para la futura construcción de viviendas aumentaron 2,6% a una tasa de 1.64 millones de unidades en julio. Los permisos para viviendas unifamiliares cayeron 1,7% a una tasa de 1.05 millones de unidades.

No obstante, los permisos para proyectos multifamiliares crecieron 11,2% a 587.000 unidades, lo que refleja el repunte de la demanda de viviendas de alquiler a medida que la economía se reabre por completo.

Este informe se conoció tras el dato que mostró que la confianza entre los constructores de casas unifamiliares cayó a un mínimo de 13 meses en agosto, debido a los mayores costos de los materiales y los precios de las viviendas, lo que está enfriando la demanda.

Los costos de construcción siguen siendo un problema pese a que los precios a futuro de la madera se han desplomado desde un máximo histórico de US$1.711 dólares por 1.000 pies tablares en mayo. Pero persiste la escasez de tierra y mano de obra.

Escasez de vivienda eleva precios

La construcción de viviendas ha luchado por ganar tracción desde que alcanzó una tasa de 1,73 ​​millones de unidades en marzo, que fue el nivel más alto desde junio del 2006.

A pesar de que el informe mostró un repunte en los permisos de construcción tras tres caídas mensuales seguidas, la ganancia se dio en el volátil segmento de viviendas multifamiliares, lo que hará poco para aliviar la aguda escasez de casas que está elevando los precios.

“No hay duda de que la construcción de viviendas ha alcanzado algún tipo de techo a corto plazo, con los precios en aumento reduciendo la asequibilidad y llevando a una caída récord en la proporción de consumidores que quieren comprar una casa”, dijo Mark Vitner, economista de Wells Fargo.

La demanda por casas se disparó durante la pandemia, que impulsó la migración de las ciudades a los suburbios y otras áreas de baja densidad mientras los estadounidenses buscaban espacios amplios para el trabajo y el estudio online.

La sólida demanda, también impulsada por tasas hipotecarias históricamente bajas, superó con creces la oferta.

El inventario de casas usadas se encuentra cerca de mínimos históricos, lo que lleva a un crecimiento anual de dos dígitos en los precios de las viviendas.

Leído en: CEO

No está de más leer:

Adjudican el diseño del túnel bajo el Canal de Panamá

Movilidad eléctrica avanza en América Latina y el Caribe en el contexto del covid

Generación Millennial en México se ve incapaz de comprar una casa

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter