La construcción en época de covid: cómo se ajustan los contratistas en EE. UU.

Lidian con los casos positivos en medio de la escasez de mano de obra y los retrasos en los materiales.
La escasez de mano de obra en la construcción es un problema constante, y el covid-19 parece exacerbar la escasez de mano de obra. Foto: Pixabay

En el último año y medio de la pandemia los contratistas en EE. UU. han superado muchos desafíos diferentes asociados con el covid-19, así como problemas en curso que ya existían dentro de la industria de la construcción debido a que la pandemia se intensificó.

La semana pasada, durante un webinar organizado por la Associated General Contractors of America (AGC), se habló con dos contratistas sobre cómo han abordado problemas, que van desde retrasos en los proyectos y aumento de los precios de los materiales hasta escasez de mano de obra y mandatos de vacunas.

Retrasos de proveedores y escasez de materiales

Chris Carson es presidente y director de operaciones de Carson-Mitchell, Inc., en Springfield, Missouri, una empresa de ingenieros y constructores de tercera generación en su 75º año de servicio en el suroeste de Missouri y el noroeste de Arkansas.

Desde el inicio de la pandemia en la primavera de 2020, el primer obstáculo principal de Carson-Mitchell fue convencer al propietario de un gran proyecto de que covid “era un problema real”, dijo Carson.

Después de que los proveedores de Carson experimentaron cierres y retrasos, él y sus equipos “se lo tomaron en serio”, ya que tenían dificultades para negociar el proyecto.

“Cuando el covid llegó por primera vez, la gente pensó, ‘no se le puede culpar (a la pandemia) por llegar tarde’”, dijo Carson. “Logramos convencer a la empresa contratante local de que (el covid es) una razón legítima para los retrasos y los precios más altos”.

Para Brett Strassel, vicepresidente de la oficina de Space Coast de Hedrick Brothers Construction en Melbourne, Florida, el inicio de la pandemia presentó menos contratiempos que los que Caron experimentó en Missouri.

Strassel recordó que los trabajos se cerraron a fines de marzo de 2020, pero en dos días volvieron a trabajar por completo.

“En Florida, desde las perspectivas federal, estatal y local, la construcción se consideró esencial”, dijo Strassel.

“Nunca hubo demasiado cierre en nuestra región. Pasamos por los protocolos de covid y aprendimos a trabajar de manera diferente. Nunca nos detuvimos ni disminuimos la velocidad”.

30 días para recibir material

Y la ubicación era relevante. Según Strassel, el centro de Florida experimentó un gran auge demográfico, por lo que la demanda de construcciones educativas, municipales y de otro tipo no se aceleraron durante la pandemia.

Sin embargo, en 2021, Strassel dijo que su empresa se ha visto muy afectada por la escasez de materiales, pero que la demanda de proyectos no se ha ralentizado.

“Nunca en mis 25 años (de experiencia) he tenido problemas para conseguir materiales, ahora son 30 días”, explicó Strassel.

Aunque la empresa aún no cerró ningún lugar de trabajo, los proyectos se han ralentizado debido a retrasos en los materiales. Strassel dijo que duda que la situación cambie rápidamente según las conversaciones que ha tenido con los proveedores.

Carson se enfrenta a problemas e incertidumbre similares con los envíos retrasados.

Acabo de hablar con un propietario que está esperando acero y todo lo que pude decirle fue: ‘(El acero) está en el tren. No sé dónde está el tren, pero está en camino’”, dijo Carson.

Escasez de mano de obra y vacunas

La escasez de mano de obra en la construcción es un problema constante, y el covid-19 parece “exacerbar la escasez de mano de obra”, como dijo Stephen E. Sandherr, director ejecutivo de la AGC, con el tema de los mandatos de vacunas.

Carson dijo que los edificios más grandes y muchos proyectos de construcción en su región, que incluye Missouri y Arkansas, requieren vacunas para todos los trabajadores en sus instalaciones, lo que incluye a los contratistas.

Según las cifras de julio, solo la mitad de los trabajadores de la construcción de EE. UU. habían recibido una vacuna, aunque el economista jefe de AGC, Ken Simonson, dijo que las tarifas entre los contratistas han aumentado en los últimos meses.

Este, resulta un tema particularmente espinoso para la empresa de Carson, ya que han tenido problemas para vacunar a los empleados contra el covid-19.

No podemos echar a la gente por no estar vacunada. Nos pone en una posición en la que los contratistas no queremos infringir la decisión de nadie, pero nos imponen la responsabilidad de que nuestra gente siga las reglas. Eso hace que el departamento de recursos humanos pierda la cabeza”, indicó Carson.

“Una cosa es proporcionar una tarjeta autorizada, pero un pasaporte de vacunación es otra”, dijo Carson. “En esta parte del país, hay mucha resistencia”.

“Que la gente tome su decisión”

Strassel indicó que Hedrick Brothers Construction no implementaría un mandato de vacuna para sus empleados.

“Dejamos que la gente tome sus propias decisiones”, dijo Strassel. “Seguimos las pautas de los CDC, OSHA y AGC para entornos laborales saludables y seguros”.

Las palabras de Carson y Strassel llegaron antes de que el presidente Joe Biden anunciara el Plan de salida de la pandemia, que pide a la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, en inglés) que exija vacunas o pruebas semanales de covid-19 para empresas con más de 100 empleados.

Sin exigir vacunas, los contratistas Carson y Strassel han estado lidiando con los casos de covid de los empleados en medio de la escasez de mano de obra y los retrasos en los materiales.

Carson dijo que el mayor motivador fuera de un mandato de vacuna es faltar al trabajo. “Si obtienes covid, te quedas sin un cheque de pago por un par de semanas. Eso ha cambiado algunas mentes”, dijo.

Sin embargo, si la persona que se infecta es clave para el proyecto, se pierde tiempo. Así pasó con un superintendente que dio positivo por el virus y se quedó en casa, el cronograma y la productividad de un proyecto pueden verse afectados.

“Ciertamente arruinó las cosas durante una semana”, dijo Carson. “Ese es el problema cuando la salida (infección) se da en una persona clave”.

Con una base de subcontratistas para la fuerza laboral de su empresa, Strassel dijo que ha sido común ver gente enferma. Sin embargo, con la comunidad en auge en Florida, todavía no hay escasez de proyectos.

“Las horas son abundantes aquí”, dijo Strassel.“Alguien podría perder uno o dos cheques de pago debido al covid, pero hay muchas oportunidades para compensarlo con el trabajo disponible”, concluyó.

Leído en: CONEXPO-CON/AGG

No está de más leer:

Evergrande: crisis de la inmobiliaria siembra de dudas los mercados mundiales

Una casa prefabricada de 1969 que compite con modelos modernos

‘The Star’, un edificio de oficinas con atrevido diseño escultórico

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter