Constructores en El Salvador necesitarán 3 años para recuperarse

El sector de la construcción sufrió una caída drástica el año pasado, según detalla el Informe Situacional Mensual de la Construcción de la Cámara Salvadoreña de la Construcción (Casalco), que espera una recuperación de 36 meses.

Aunque el sector fue de los primeros en reiniciar operaciones luego de la cuarentena, la mayoría de proyectos que se desarrollan ya habían iniciado antes de la pandemia.

«¿En cuánto tiempo creemos que podemos recuperarnos? Siendo realistas en tres años. Estimamos que podemos tener un crecimiento de un 4,5% anual en nuestro sector, para llegar a donde nos encontrábamos antes de la pandemia», dijo el director ejecutivo de Casalco, José Antonio Velásquez.

Para lograr dicha recuperación se requiere una inversión privada de alrededor de US$600 millones y otros US$600 del sector público en ejecuciones reales.

«En el sector privado ya tenemos una matriz de proyectos que ronda los US$1 mil 050 y US$1 mil 200 millones recordando que estos no se ejecutan en un año, son plurianuales», indicó el directivo.

Para la inversión del sector público la Cámara espera que el Gobierno haga llegar los planes de inversión de los principales ministerios, principalmente del Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT).

«Ya sabemos de varios proyectos, uno de ellos es el Puente Arce, paso fronterizo de El Salvador con Guatemala, la continuación del baipás de San Miguel y el proyecto Los Chorros, en fase de diseño», dijo Velásquez.

Sin duda, algo que beneficiará al sector es la agilización de trámites. Casalco espera se ponga en funcionamiento la ventanilla única para trámites, un convenio que se firmó en diciembre pasado.

Proyectos de altura

En este momento, los proyectos habitacionales se pueden catalogar en dos grandes grupos. Por un lado están los apartamentos, con precios entre los US$100 y US$250 mil. También están las viviendas de US$150 a US$250 mil.

Son escasos los de casas entre US$80 y US$100 mil. Según el directivo de la Casalco en la última década no se atendió la demanda la parte baja de la pirámide.

Casalco ha mantenido contacto con el Ministerio de Vivienda para llegar a acuerdos que permitan cubrir el déficit habitacional, aunque no hay resultados concretos.

Actualmente hay una tendencia hacia la construcción vertical en zonas desarrolladas. Es decir, construir sobre lo construido.

«Estamos incentivándolo porque tiene menos impacto ambiental, aunque obviamente tiene otras implicaciones, como la necesidad de mejorar acueductos, alcantarillado, red vial», explicó Velásquez.

Los proyectos multifuncionales, que puedan atender las múltiples necesidades de los núcleos habitacionales, ayudan a mejorar el flujo de tráfico.

Un «cambio cultural» originó que ahora las personas se inclinen por vivir en apartamento. Los puntos a favor es que requieren menos trabajo de mantenimiento, cuentan con seguridad, y algunos ofrecen numerosas amenidades.

«Nos esforzamos mucho en tener proyectos auto-sostenibles en sistemas de reutilización del agua, infiltración de propiedades, nuevas tecnologías antisísmicas, certificaciones LEED. Es decir con bajo impacto en el medio ambiente», concluyó.

Con información de: El Economista

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Honduras: Construcción estima crear 300 mil empleos en 2021

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter