Construir y alquilar viviendas unifamiliares es una inversión de alto rendimiento

Las viviendas unifamiliares construidas para alquilar están emergiendo como el rincón más caliente del mercado inmobiliario de EE. UU., a medida que los inversores responden al auge de la demanda de los buscadores de propiedades que no tienen viviendas para la venta.

Los alquileres de las viviendas están aumentando más rápido que nunca. La formación de nuevos hogares también está aumentando la demanda de alquileres, ya que más jóvenes obtienen sus propios lugares.

Mientras tanto, los precios de la vivienda históricamente altos y los elevados requisitos de pago inicial para las casas están impulsando a más personas a seguir rentando, incluso cuando aumentan los alquileres, dijo el analista de Green Street, John Pawlowski.

“El costo de las alternativas de vivienda para inquilinos unifamiliares se ha disparado”, dijo.

El rendimiento anual ajustado al riesgo esperado para las inversiones construidas para alquilar en el mercado privado es ahora de alrededor del 8% en promedio, según la asesoría de valores Green Street, el más alto de los 18 sectores inmobiliarios seguidos por la firma. El rendimiento promedio ponderado para todos los sectores inmobiliarios fue del 6,1%, dijo Green Street.

El creciente interés de los inversores en la construcción de viviendas en alquiler está impulsando una apropiación de tierras, especialmente en Sunbelt, donde los proponentes esperan que la demanda de casas provocada, en parte por la pandemia, continúe durante años.

Cerca de 100.000 viviendas hechas para alquilar habrán comenzado a construirse este año, según estimaciones de Brad Hunter, fundador de la consultora Hunter Housing Economics. Los inversores han invertido alrededor de US$30 mil millones en deuda y capital en el sector en 2021, con muchos miles de millones más en compromisos futuros, dijo Hunter.

Constructores de viviendas tradicionales como Lennar Corp. y D.R. Horton Inc. han hecho de la construcción de viviendas de alquiler un componente importante de su negocio. Empresas de inversión gigantes como KKR & Co. y Blackstone Group también están acumulando efectivo para agregar casas de alquiler ya construidas a sus carteras.

Crow Holdings, una empresa con experiencia en la construcción de apartamentos, está considerando probar el sector, comenzando con dos proyectos propuestos en Texas cerca de Dallas y Austin.

La empresa del constructor de viviendas Bruce McNeilage, Kinloch Partners, ha construido y actualmente posee más de 100 casas cerca de Nashville, Tennessee. Pero dijo que ya no podía competir por tierras en esa región de rápido crecimiento porque estaba perdiendo frente a inversores más acomodados.

Eso le ha hecho buscar oportunidades menos concurridas. Su empresa se encuentra entre las que compiten por comprar terrenos en ciudades de Texas como Royse City, Waxahachie y Melissa, que están a más de 30 millas del centro de Dallas. Planea construir 500 casas, todas para alquilar, en Texas durante los próximos 18 meses. Pero ahora los inversores más grandes están rodeando algunas de las mismas parcelas.

“Casi tienes que encontrar la tierra antes de que se ponga en el mercado”, dijo McNeilage. “Porque el día que sale al mercado, hay un frenesí”.

Algunos analistas y constructores están empezando a creer que el ritmo vertiginoso de crecimiento del sector es insostenible. Los inversores se están superando en los mercados de Sunbelt como Phoenix, dicen analistas y constructores, arriesgándose a un exceso de oferta. Los vendedores de tierras están aumentando sus precios de venta.

“Lo que estamos viendo en todos los ámbitos es que el valor de la tierra está aumentando”, dijo Pratik Sharma, director gerente de Bridge Tower Group, un constructor y gerente de alquiler de viviendas unifamiliares.

Los precios más altos de la tierra podrían significar que los retornos de los inversionistas se comprimen, haciendo que la construcción para alquilar sea menos atractiva para algunos inversionistas. El inventario relativamente debajo de tierra disponible que es deseable para los constructores también podría significar que se firmen menos acuerdos de lo esperado.

Pero los principales actores de este mercado no muestran signos de desaceleración. American Homes 4 Rent, que posee más de 55.000 casas, construyó 1.600 nuevas el año pasado y espera entregar más de 2.000 en 2021.

Tricon Residential, un propietario de alquiler unifamiliar enfocado en Sunbelt, hizo su debut en la Bolsa de Valores de Nueva York el mes pasado y tiene planes para comprar hasta 5.000 viviendas de alquiler de nueva construcción directamente de los constructores de viviendas.

Con licencia de nuestro socio WSJ.
Este artículo fue traducido del inglés por Noris Argotte Soto para República Inmobiliaria.

También puedes leer estos artículos exclusivos de WSJ:

Espacios élite en alquiler para atraer al personal a la oficina

Los diseñadores de interiores solucionan retrasos en la entrega de muebles

Cocinas con islas dobles: ¿alguien realmente necesita dos?

Suscríbete a nuestro Newsletter