El covid-19 empuja a los estadounidenses a abandonar el centro de las ciudades

La pandemia "convenció" a los estadounidenses para que abandonen el centro de las ciudades.
Los Hamptons, un destino elegante, de mansiones y no muy lejos de Nueva York. Foto: Aboslut Viajes

La pandemia del covid-19  “convenció” a muchos estadounidenses para que abandonen el centro de las ciudades. Pero no han ido tan lejos. Lo que ata a la gente a las grandes ciudades se debilitó, pero no se ha roto.

El mercado inmobiliario de EE. UU. se ha puesto al rojo vivo desde la primavera de 2020, en parte porque los tipos de interés han bajado.

Según el índice de S&P Global, los precios de la vivienda subieron un 14,6% interanual en abril. La temperatura es más alta en los suburbios. Utilizando datos del portal inmobiliario Zillow, se ve que el valor de la vivienda aumentó considerablemente en las zonas más alejadas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by The Hamptons, New York (@hamptons)

Los centros de las grandes ciudades como Nueva York están más tranquilos. Los datos de cambio de dirección del Servicio Postal de EE. UU. sugieren que la gente se ha ido de Manhattan, así como de las zonas más densamente pobladas de Brooklyn, Queens y Nueva Jersey. 

Además, los estadounidenses se han ido a zonas más verdes de Nueva Jersey y de Nueva York, y en particular a los Hamptons, en el extremo de Long Island. La zona de la bahía, Boston y Los Ángeles muestran pautas similares.

No desaparece el atractivo de las ciudades

Muchos estadounidenses han huido de las grandes metrópolis. Las ciudades más pequeñas no han visto la afluencia de personas o empresas que algunos predijeron.

De hecho, el valor de la vivienda subió más en las metrópolis más densas, aunque los residentes de esas metrópolis muestran una mayor preferencia por la vida a las afueras que antes.

Esto sugiere que el covid-19 no anuló el atractivo de los centros de las grandes ciudades. Los estadounidenses quiere estar cerca de ellas, quizá para desplazarse unos días a la semana. Solo que no quieren estar en ellas.

Leído en: The Economist

No está de más leer:

5 principales alzas y bajas de los materiales de construcción en junio

¿Qué tanto el covid-19 afectó la construcción en Latinoamérica?

‘Fibonacci House’: se imprimió en solo 11 días y ahora se alquila en Airbnb