Así evolucionó por el covid la demanda inmobiliaria digital en México

Plataformas como Lamudi ahora tienen 4 millones de visitas mensuales y 4 mil 500 clientes, entre agencias y desarrolladores.
Hay una tendencia al alza en cuanto a este tipo de búsquedas en general, tanto en venta como en renta.

El interés de la población por cambiar el espacio donde vive y la demanda de adquirir una propiedad en el espacio online, se disparó un 70% las visitas a las plataformas digitales de bienes raíces cómo Lamudi.

Daniel Narváez, director de marketing y relaciones públicas Lamudi, mencionó en el Foro Tiburones Inmobiliarios que durante la pandemia el sector inmobiliario ha tenido variaciones, pero también hubo evolución en cuanto al estilo de compra y el hábito de consumo.

El segundo semestre del año pasado fue el que representó 70% de la demanda total anual. Ya hay una tendencia al alza en cuanto a este tipo de búsquedas en general, de casas, de apartamentos, de locales comerciales, tanto en venta como en renta.

“Al final todos experimentamos el momento crítico de marzo a abril del año pasado, a partir de marzo evolucionó mejor el sector. Más certidumbre, y esta tendencia al alza, es la que hemos observado en este primer cuatrimestre, de enero a mayo hay ese crecimiento”, dijo.

Según Narváez, el sector se está recuperando y los portales inmobiliarios tendrá una oportunidad robusta. “Hemos tenido un efecto de demanda acumulada que es clave hoy en día, quienes pausaron su proceso de compra, ya lo están haciendo al haber un ambiente más positivo“, comentó.

Los desafíos a futuro

El directivo de Lamudi, reconoció que si bien la gente perdió poder adquisitivo por la caída de miles de empleos, se deberá monitorear este rubro de los ingresos de los mexicanos, ya que repercute en los niveles de demanda inmobiliaria.

La plataforma Lamudi ahora tiene 4 millones de visitas mensuales, 4 mil 500 clientes, entre agencias y desarrolladores inmobiliarios y 450 mil opciones de propiedades para que cualquiera pueda acceder a una oferta bastante amplia.

Mencionó que la situación económica y el ambiente de negocios pone varios retos a la industria inmobiliaria.

Por ejemplo, se incrementaron las intenciones de renta en 57%, por encima del 43% en ventas. Si bien las cifras pueden variar de país a país, la búsqueda de las propiedades en alquiler es una tendencia.

Otros desafíos son la pérdida de poder adquisitivo, incertidumbre en inversión inmobiliaria, desarrollo de vivienda más asequible y funcional, así como la adopción de tecnología para encontrar y anunciar inmuebles.

Con toda esta reducción del ingreso per cápita por supuesto hay mucha incertidumbre, y muchos quieren adquirir una propiedad lo más seguro posible. “No se trata de generar más demanda sino tener espacios más funcionales, sobre todo ahora que apreciamos el teletrabajo“, comentó Narváez.

La preferencia por la privacidad, espacios más asequibles y solo demuestra que los promotores se enfrentan a un mercado más exigente. “Hoy la clave está en la segmentación. Ahí está la clave de toda la estrategia de comunicación a nivel digital”, concluyó el directivo de Lamudi.

Leído en: En Concreto

No está de más leer:

Mercados hiper-competitivos: pagan con cripto y hasta por encima del precio de venta

La gamificación y la realidad virtual cambian la formación BIM

Vivo Zona 4, el primer complejo de apartamentos con parqueo automatizado