Cristiano Ronaldo ya retiró la pérgola ilegal de su piso de lujo en Lisboa

Si bien Ayuntamiento de Lisboa dio dos opciones al futbolista portugués, optó por demoler la estructura.
El edificio Castilho 203, en Lisboa, Portugal, volvió a su arquitectura original.

La pérgola ilegal que Cristiano Ronaldo construyó en su lujoso ático en Lisboa ha sido ya retirada. La decisión se tomó después de que el portugués recibiera una notificación del Ayuntamiento para “proceder al restablecimiento de la legalidad urbanística” a finales de julio de 2021.

La noticia de la demolición de la pérgola la adelantó TVI y la decisión la comunicó Ronaldo en agosto al ayuntamiento de Lisboa. En el documento entregado por su representante, el futbolista expresó “la intención de restaurar el inmueble de acuerdo con el proyecto aprobado”.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Cristiano Ronaldo (@cristiano)

Cristiano Ronaldo también solicitó “la ampliación del plazo para hacerlo”, ya que finalizó el 11 de agosto de 2021 (15 días después de la notificación).

La polémica sobre esta pérgola ilegal de Ronaldo llega a su fin y el edificio Castilho 203, volvió a su arquitectura original.

El caso de la pérgola surgió hace 4 meses

A finales de mayo de 2021 todo comenzó, después de que el diario Correio da Manhã denunciara la existencia de un añadido ilegal (pérgola) en lo alto del edificio. Es decir, en la terraza del famoso ático de Ronaldo.

El Ayuntamiento de Lisboa confirmó en su momento que “no existía ninguna solicitud o autorización después de 2020 solicitando cambios en el proyecto”. Fue por ello, que se procedió a la respectiva valoración del inmueble.

La inspección de la obra por parte de los técnicos se realizó el 1 de julio de 2021 y contó con la presencia del arquitecto que firmó el proyecto del edificio (José Mateus), según TVI, recordando que fue el arquitecto quien denunció la construcción ilegal.

Tras la evaluación, el ayuntamiento consideró que el “añadido en la cubierta no se ajustaba al proyecto aprobado” y dio dos opciones al futbolista del Manchester United:

— Autorizar la demolición de la marquesina

— Presentar un procedimiento de legalización ante el ayuntamiento de acuerdo con las normas legales y reglamentarias aplicables.

Ante este panorama, Ronaldo optó por demoler la pérgola.

Con información de: Idealista/News

No está de más leer:

Lunik IX, el barrio gitano aislado y marginado que visitará el papa Francisco

La intervención póstuma de Christo: el Arco de Triunfo de París envuelto

China en alerta por riesgo de insolvencia del gigante inmobiliario Evergrande

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter