5 cosas fáciles de cambiar para decorar una casa en alquiler

Con una buena dosis de creatividad, es posible transformar la casa en un lugar personalizado.
El estado de la pared es uno de los factores que más influye en la cantidad de pintura necesaria. Foto: Jarrett Tilford / Pixabay

Saltar de una casa a otra es normal, más si los precios del mercado lo permiten. Y la verdad es que el estrés de estar siempre en movimiento es motivo suficiente para dar prioridad a algunas tareas y dejar otras en segundo plano, como decorar el nuevo espacio.

Con esto en mente, y porque las mudanzas siempre son difíciles, te dejamos cinco consejos para embellecer una casa alquilada sin gastar demasiado dinero.

Entre el ahorro y el aprovechamiento de lo que ya tienes, con una buena dosis de creatividad, es posible transformar la casa en un lugar que te pertenezca.

Pintar paredes o muebles

Muchos propietarios permiten a los inquilinos pintar las paredes, pero con límites establecidos en el contrato de arrendamiento.

Solo tienes que preguntar si es posible y puede ser una buena manera de empezar. Y aunque es cierto que pintar todo un piso o una casa parece muy desalentador, pintar un solo espacio puede hacer maravillas.

Si el propietario lo permite, también puedes dar un toque de color pintando los muebles, sobre todo si son antiguos, claro. En este artículo encontrarás algunos consejos sobre cómo pintar muebles viejos.

Fotografías y cuadros

Esta es otra cosa muy sencilla que puedes hacer para que la casa parezca tuya. Ya sean fotografías o cuadros, una “galería” de recuerdos personales realza un espacio de forma significativa.

Velas

Las velas son una forma portátil y fácil de evocar recuerdos. Escoge tus aromas favoritos y repártelos por toda la casa.

Plantas y flores

Ya conocemos los numerosos beneficios de vivir en una casa llena de plantas y flores, entre ellos los efectos positivos sobre la salud y el bienestar. Cuidar las plantas es terapéutico, además de dar más vida a los espacios.

Textiles a juego

Hacer coincidir las toallas y la alfombra del baño, así como las toallas y los paños de cocina, y las sábanas y almohadas del dormitorio, es un buen comienzo. Sentirás que la casa está más organizada y ordenada. Si quieres un toque más atrevido, por ejemplo, invierte en algunos accesorios decorativos que marquen la diferencia.

Con información de: Apartment Therapy

No está de más leer:

El primer proyecto con certificación EDGE vía crowdfunding inmobiliario de México

Lo que China debe hacer para contener la caída de Evergrande

El pabellón fabricado con robótica debuta en la Bienal de Arquitectura de Chicago

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter