El déficit de vivienda del Censo 2018 genera dudas entre los constructores

El déficit de vivienda en Guatemala se estima en 1,3 millones de viviendas, según datos del VII Censo de Vivienda (2018). Foto: Twitter / @Lumartinezg

Los datos del Censo 2018 permitieron actualizar mucha de la estadística que el país necesita para crear políticas públicas que aborden distintas necesidades que tiene Guatemala a nivel país. Para el sector de la construcción había un dato muy esperado, el déficit total de vivienda. Lo que arrojaron los datos hizo bajar las cejas, en señal de duda, a los constructores.

No fue hasta en 2020 que los datos del Censo, que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2019, fueron escudriñados a mayor minuciosidad por la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (Anacovi), quien realizó un estudio para determinar el nuevo cálculo del déficit habitacional utilizando las cifras del Censo.

Según la información que se recabó por medio del VII Censo de Vivienda, y usando la metodología habitual con la que el país ha ofrecido para calcular el déficit total de vivienda, se concluyó que:

El déficit de vivienda en Guatemala es de: 1 millón 363 mil 193

Si los datos se dividen en cualitativo y cuantitativo, los resultados son:

Cualitativo: 1 millón 274 mil 605

Cuantitativo: 88 mil 588

La última estimación oficial del déficit total de vivienda en Guatemala se calcula en 1,3 millones de viviendas. Fuente: CGC

Si la cifra se compara con la suma de la Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos -ENEI- de junio 2018 y la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi), que arrojaba una referencia de dónde podía situarse el déficit habitacional en el país, el número cambió, ya que antes se estimaba en 1 millón 603 mil 193.

Cambió en la estructura del déficit total

Con la cifra más actualizada –cifra oficial según el INE-, una principal conclusión es que la estructura del déficit total de vivienda cambió, y no solo eso. El dato más reciente rompió con el cálculo colectivo de la industria constructora e inmobiliaria en el que se pensaba se dividían el déficit cuantitativo y cualitativo el déficit total.

Si bien había dos probabilidades, que podía ser el 70%/30% o el 60%/40%, siendo el cualitativo el predominante, y cuya afirmación hacía eco de lo que podía conocerse de la ENEI-2018 (que arrojó 74,8%/25,1%), ahora con el Censo 2018, hay una nueva estructura. Resultó así:

Cuantitativo: 6,5%

Cualitativo: 93,5%

El déficit cualitativo del país se estimó en 1 millón 274 mil 605, con datos del Censo 2018. Fuente: CGC

¿Qué explica el cambio de la estructura del déficit total?

José Fernando Estrada, director de Estadística de la CGC, explicó que en gran medida el cambio de la estructura se explica con los datos del déficit cuantitativo. “Investigamos qué había sucedido. Antes eran poco más de 400 mil unidades y era el 25% del déficit total. Ahora, con el nuevo Censo, como se redujo a 88 mil 588, pasó a ser el 6,5%”, explicó.

Cuando se desglosa el déficit cuantitativo por sus dos grandes rubros, que son vivienda inadecuada y vivienda hacinada (con allegados), es más fácil comprender la caída. La vivienda inadecuada contempla el bajón más pronunciado, pasó de 372 mil 181 a 65 mil 440. La diferencia entre ENEI 2018 y Censo 2018 es de 306 mil 741 menos.

“Hicimos la consulta al INE y respondieron que ‘el Censo manda más que la ENE’. Así que el dato que se tiene que usar es el del Censo. Con eso, el nuevo déficit es de poco más de 1,3 millones de viviendas”, resaltó Estrada, quien dijo que “jalón” (hacia abajo) del déficit cuantitativo los hizo pensar que “había un error”.

En el cualitativo, no hubo mayor cambio. Pasó de 1 millón 201 mil 695 de la ENEI-2018 a 1 millón 274 mil 605 en el Censo 2018. “Se mantuvo. Se quedó similar, y estamos cómodos con los resultados del Censo”, señaló el director de Estadística de la CGC.

“Hay un error en ese dato”

La cifra del déficit de total de vivienda no convence del todo. Una de las razones recae en el déficit cuantitativo. Oscar Sequeira, exvicepresidente y actual miembro de junta directiva de la Anacovi, comentó en tono sarcástico que “para cambiar el Censo habría que ir a hablar con el presidente de las Nacionales Unidas“, organización internacional quien apoyó a Guatemala para obtener los resultados por medio del Fondo de Población.

El déficit cuantitativo pasó de 401 mil 688 a 88 mil 588, al compararse la ENEI 2018 y el Censo 2018. Fuente: CGC

“Eso no lo van a cambiar jamás. El Censo ya está hecho. Son datos duros. Yo sigo pensando que ese dato de la vivienda inadecuada tiene un error“, resaltó. Según Sequeira, la vivienda inadecuada está en el área central y se refleja en asentamientos y “palomares”, que no reúnen la definición de déficit.

Sequeira sugirió que exista una “revisión” el Censo del departamento de Guatemala. “Yo le plantearía el reto a la municipalidad de Guatemala porque al final le interesa. Puede ser un estudio, que sale más económico”, dijo.

También cuestionó que Guatemala, con los “nuevos datos duros” del déficit de vivienda, tenga un “mejor” déficit cuantitativo que Chile, cuando el país andino es un ejemplo en temas de inversión pública, incentivos y modelos de hipotecas. “Son muy sofisticados en temas financieros. Sigo pensando que nuestro déficit cuantitativo tenga una revisión adicional“, concluyó.

Una nueva “receta” para calcular el déficit de la vivienda

La Anacovi propone un cambio en la metodología para medir el déficit de vivienda en la que se incluyan los déficits de servicios básicos. Estrada explicó que Guatemala se está quedando atrás con la forma actual de medir el déficit de vivienda porque excluye el tema de servicios.

“Nos estamos quedando totalmente rezagados”, comentó. Para actualizar la metodología realizaron una investigación y concluyeron que se debía tomar como referencia a la Cepal, una comisión regional de las Naciones Unidas.

El déficit total de vivienda supera los 2,3 millones si se considera el déficit de servicios básicos, utilizado por la Cepal. Fuente: GCC

El Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade), división de población de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), utiliza en su “receta” los servicios en las viviendas, un tema “superimportante para las políticas públicas”, según Estrada.

Al ser la estimación, utilizando el Censo y el déficit de servicios de la Cepal, la cifra alcanza los 2 millones 237 mil 957. Se incrementa, ya que se suman a la ecuación las viviendas con déficit de alumbrado, servicio y conexión de agua, y servicio sanitario.

También deberías leer en República Inmobiliaria: 

Covid: edificios se construirán a balón detenido y sin chamusca al mediodía

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter