Informe renueva llamado a descarbonizar el sector de la construcción

Debe haber un mayor esfuerzo para reducir las emisiones y mejorar el rendimiento energético de los edificios.
La sostenibilidad en el sector de la construcción se traduce en una inversión que va más allá de favorecer al medioambiente. Foto: GGBC

A pesar del aumento de la inversión en eficiencia energética, el consumo de energía y las emisiones de dióxido de carbono del sector de la construcción repuntaron desde la pandemia de covid-19 hasta alcanzar un máximo histórico.

La conclusión se desprende de un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), sobre la situación mundial de los edificios y la construcción de 2022, que coincide con la COP27.

El informe de este año, de más de 100 páginas, confirma que las emisiones de GEI relacionadas con la construcción aún no están disminuyendo.

El estudio concluye que el sector fue responsable de más del 34 % de la demanda energética y alrededor del 37 % de las emisiones de CO₂ asociadas a la energía y sus operaciones en durante 2021.

Las emisiones de CO₂ relacionadas con la energía en las operaciones del sector alcanzaron un equivalente a las 10 gigatoneladas de dióxido de carbono. La cifra es 5 % más alta que los niveles de 2020 y un 2 % por encima del pico prepandémico de 2019.

La demanda de energía para la calefacción, la refrigeración, la iluminación y el equipamiento de los edificios en 2021 aumentó cerca de un 4 % respecto a 2020 y un 3 % en relación con 2019.

Mayor esfuerzo para reducir emisiones

Pese a todo, también presenta datos sobre las tendencias en la política de construcción y la inversión, las cuales están mejorando modestamente.

Además, ofrece una hoja de ruta para la industria, junto con recomendaciones clave para los responsables políticos y de toma de decisiones.

“El Informe sobre la situación mundial destaca que, desde 2015, se han logrado algunos avances a nivel de políticas y las inversiones han aumentado”, destacan desde el Consejo de la Construcción Ecológica de EE. UU. (USGBC, inglés).

El informe advierte, sin embargo, que debe haber un mayor esfuerzo para reducir las emisiones y mejorar el rendimiento energético de los edificios.

El USGBC también destaca en un artículo por el ‘2022 Global Status Report’, que el número de certificaciones de edificios ecológicos aumentó en un 19 % desde 2020.

“Indica un progreso significativo en edificios energéticamente eficientes. A partir de 2021, hay 74 sistemas de certificación de edificios ecológicos en todo el mundo, como LEED”.

Descarbonización clave

La directora ejecutiva de Pnuma, Inger Andersen, alertó de que de no reducirse las emisiones contaminantes en los márgenes establecidos en el Acuerdo de París “tendremos problemas graves”.

El sector de los edificios representa el 40 % de la demanda energética de Europa, el 80 % de ella procedente de combustibles fósiles.

“Esto hace que el sector se convierta en un área para la acción inmediata, la inversión y las políticas para promover la seguridad energética a corto y largo plazo”, explicó Andersen.

La descarbonización del sector de los edificios para el año 2050 es un factor clave para conseguir estos recortes, señalan desde la institución internacional.

Con el objetivo de reducir las emisiones globales, el sector debe mejorar el rendimiento energético de los edificios, disminuir la huella de carbono de los materiales de construcción, multiplicar los compromisos políticos y aumentar la inversión en eficiencia energética.

Oportunidades de acción

La industria de la construcción y los edificios ofrecen un importante potencial de mitigación global para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, que actualmente sigue siendo una aspiración.

Entre las oportunidades esbozadas por el PNUMA en el informe figuran:

— La mejora de la eficiencia y el uso de los edificios existentes

— La construcción de nuevas estructuras de alto rendimiento

— Priorizar la iluminación

— Los electrodomésticos y los equipos eficientes en los edificios

— Integrar las energías renovables

— Descarbonizar la producción de materiales de construcción.

El informe pide un mayor liderazgo político y organizativo para priorizar e implementar acciones para la descarbonización y la transición de sostenibilidad del sector de la construcción.

La guerra en Ucrania y la consiguiente crisis energética en algunas regiones subrayan la urgencia de alinear los objetivos de emisiones con el Acuerdo de París.

También destacan la oportunidad de invertir en la eficiencia energética del sector de la construcción para reducir las emisiones actuales y mejorar la seguridad energética.

El Pnuma considera que para cumplir con el objetivo de cero emisiones netas de CO₂ para 2050 a nivel mundial, las emisiones del sector de la construcción deberán reducirse a la mitad para 2030.

Esto requerirá una tasa anual de reducción de emisiones del 8 % equivalente al impacto de la pandemia cada año.

Si quieres leer el informe completo, visita: 2022 Global Status Report for Buildings and Construction

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

Bogotá: Los ‘microapartamentos’ que se venden como “de interés social” a US$1.863 el metro cuadrado

Salto de Castro, el pueblo abandonado que se vende por 260.000 euros

Canadá: Los millennials dominan las búsquedas en línea de vivienda

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter