Diseño interior: la curiosa casa alfombrada con césped artificial

Una propiedad cuyos pisos están casi enteramente tapizados de césped sintético ofrece el contacto con el verde artificial.
La casa en St. Austell, Cornwall, cuenta con una habitación tras otra con pisos de césped falso. Foto: Mirror

Para los fanáticos de la naturaleza y las praderas silvestres, esta casa inglesa que está en venta tiene una particularidad única. Sus pisos están todos alfombrados con césped artificial.

La vivienda se valúa en unas £263 mil 544 (US$373 mi l741), según la inmobiliaria Rightmove.

Muchas de sus habitaciones, entre ellas el invernadero y el baño, tiene entintados sus pisos del verde característico del material sintético, con el fin de transmitir una sensación de frescura que como si fuese pasto real.

Algo tan sencillo como eso, sobre todo en tiempos de cuarentena, donde no todos pueden disfrutar del césped auténtico en la comodidad y cercanía de sus patios, resulta un punto a favor.

La propiedad única, que se encuentra en Cornwall, ha salido al mercado por £300 mil. Foto: Mirror

Ubicada en St. Austell, Cornwall (sureste de Inglaterra), los agentes inmobiliarios que la promocionan describen su esencia como “espaciosa y versátil”.

La casa familiar de cuatro dormitorios propone la conexión con la naturaleza de una manera fresca y divertida.

Sus llamativos pisos no solo hacen referencia al medio ambiente, sino que para los fanáticos del deporte en miniatura, puede también simular ser una gran pista de mini golf.

En ambos de sus pisos, el alfombrado césped sintético fue se cortó para encajar en los escalones que conducen al invernadero exterior.

Llegando por el pasillo hasta un baño, el verde se toma un recreo en la sala de estar y las habitaciones, las cuales visten una alfombra y un laminado más tradicional.

Hay césped artificial en varias habitaciones y pasillos. Foto: Mirror

Aligerar el encierro con éxito

El diseño biofílico, en referencia al amor por los seres vivos, se plasma en la construcción de jardines verticales y el sembrado de césped en interiores, por más que no compita con la auténtica sensación de vivir en un espacio verde natural.

Lo complementan la elección de paletas de colores, telas y materiales que componen las salas, lo que suaviza el ambiente para los que viven en plena ciudad.

El césped artificial de color verde claro se presenta en la mayor parte del espacio del jardín. Foto: Mirror

Para los fanáticos del aire libre, que en esta pandemia se desconectaron con el mundo silvestre, este tipo de ambientaciones puede llevarse a cabo también con la incorporación de grandes plantas en los espacios libres, trayendo vida al ambiente y así aligerar el encierro con éxito.

Leído en: La Nación

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Google Maps capta un ‘edificio fantasma’ y desata teorías

Así son los tipos de casa que más demandan los españoles

Los pueblos rurales de Canadá se enfrentan a un boom inmobiliario