DMSA pedirá la bancarrota de Evergrande por impago de su deuda

La consultora alemana anunció que no ha recibido los intereses de un bono ya vencido cuyo periodo de gracia expira hoy, por lo que asegura que la inmobiliaria china ha entrado en impagos.
Una vista exterior del China Evergrande Center en Hong Kong, China, el 26 de marzo de 2018. Foto: REUTERS

Llegó el momento de la verdad para la constructora china Evergrande, que acumula una deuda de US$300.000 millones y se enfrenta desde septiembre al pago de créditos e intereses, algunos de ellos extranjeros, a los que no puede hacer frente. Tras salvar todos ellos sin declarar el impago, este miércoles le aguardaba otra prueba de fuego, y la consultora alemana DMSA lo sabía.

Antes de la medianoche (hora de Asia), debía pagar US$148 millones en intereses de tres bonos ya vencidos cuyo periodo de gracia concluía a los 30 días.

Terminado el día en China, uno de los acreedores de estos bonos, la consultora alemana DMSA (Deustche Markt Screening Agentur) difundió un comunicado en el que anunció que no recibió su parte del dinero y que, por tanto, prepara ya una demanda de bancarrota contra Evergrande.

Se trata de la primera acción legal contra este gigante de la construcción, cuya astronómica deuda contagia ya al resto del sector y amenaza con reventar la burbuja inmobiliaria china.

“Con los bancos en Hong Kong ya cerrados, es seguro que estos bonos han caído en el impago”, aseguró uno de los analistas de DMSA, Marco Metzler.

La firma DMSA reconoció que invirtió en los bonos de Evergrande “para poder pedir la bancarrota de la compañía como acreedor”.

De hecho, insiste en que la inmobiliaria china ya entró en impagos con dos bonos que debía satisfacer en septiembre, cuyo periodo de gracia se prolongó hasta finales de octubre.

Pero DMSA denunció que “poco antes de que acabara el periodo de gracia, el público fue confundido por rumores sobre el supuesto pago de dichos intereses y la prensa internacional también dio dichos rumores por ciertos”.

DMSA prepara demanda

En otros dos comunicados del 25 y 29 de octubre, la consultora germana ya vaticinaba la bancarrota de Evergrande y advertía de que provocaría lo que denominaba un “Gran Reseteo”.

Más allá de esta catastrófica previsión, DMSA alerta de que Evergrande tiene pendientes de abonar 23 “bonos cruzados y, si uno no es satisfecho, todos los demás también caen en el impago”.

Pero matiza que esto no significa automáticamente la bancarrota de la compañía, que es la segunda inmobiliaria de China.

“Para determinar la bancarrota, una demanda de insolvencia se debe presentar en los tribunales. Esto lo puede hacer la propia empresa o sus acreedores”, explica DMSA sus siguientes pasos.

Tal y como concluye su comunicado, “DMSA está preparando el procedimiento de bancarrota contra Evergrande. Ya estamos hablando con otros inversores sobre este asunto. Estaríamos encantados si más acreedores se unen a nuestra acción en grupo”.

“Cuestión de días” para la bancarrota de Evergrande

Para el analista de DMSA, Marco Metzler, tan pronto como los tribunales abran el proceso por insolvencia, Evergrande entrará de manera oficial en bancarrota. “Y eso es solo cuestión de días”.

Con información de: ABC

No está de más leer:

La hazaña de la ingeniería moderna que significó desplazar el Indiana Bell Building en 1930

7 consejos imperdibles al comprar una propiedad para rentar

Esto se necesita para alquilar un piso o un apartamento en Barcelona

Suscríbete a nuestro Newsletter