EE. UU. necesita “desesperadamente” un millón más de obreros de la construcción

Los empleados restantes son "cazados" por otras empresas constructoras para hacerse con sus servicios.
Trabajadores de la construcción esperan en la fila para hacer una prueba de temperatura para regresar al lugar de trabajo después del almuerzo, 10 de noviembre de 2020. Foto: Carlo Allegri / Reuters

Matthew Messer transporta paneles solares en el techo de una casa en Long Island, Nueva York, y los levanta uno por uno en el calor de junio. Messer es el propietario de New York Solar Maintenance, pero en estos días trabaja junto a su técnico principal los siete días de la semana a medida que el negocio prospera.

“Esta no es la manera perfecta de pasar mi tiempo en este momento”, dice Messer sobre sus días en los techos. “Pero es lo que debe pasar”.

Messer dice que no puede encontrar a nadie para contratar. Su pequeña empresa tiene tres puestos vacantes, que van desde el nivel de principiante hasta el técnico principal, un ejemplo de un problema en toda la industria. La escasa mano de obra no satisface una mayor demanda.

La construcción y mejora de viviendas nuevas aumenta, gracias a la falta de inventario en un mercado inmobiliario al rojo vivo y a más personas que trabajan desde casa.

En una industria que ya tenía pocos trabajadores antes de la pandemia, las empresas de construcción deberán contratar 430 mil trabajadores este año y un millón más durante los próximos dos años para mantenerse al día, según la organización Constructores y Contratistas Asociados.

Al menos un millón de trabajadores requiere la industria de la construcción en EE. UU. para responder a la demanda del mercado.

La industria de la construcción cerró durante unos meses el año pasado durante la pandemia, pero rápidamente se consideró esencial, lo que permitió que los proyectos en pausa continuaran. Pero en ese corto tiempo, el sector perdió más de 1 millón de trabajadores.

La industria recuperó casi el 80% de su fuerza laboral desde entonces, pero todavía está con 238 mil trabajadores menos de los niveles prepandémicos hasta junio, según el Departamento de Trabajo de EE. UU.

Puestos vacantes

El mercado de la vivienda en EE. UU. es tan atractivo que los compradores están pagando hasta US$ 1 millón por encima del precio de venta.

“Estamos perdiendo más personas de las que estamos trayendo a la industria”, dijo Matthew Schimenti, propietario de Schimenti Construction Company. “Fue como volver a armar un rompecabezas para reiniciar donde literalmente pedimos una pausa”, agregó.

Schimenti Construction, que trabaja principalmente en proyectos comerciales, tiene 20 puestos vacantes en todos los niveles. Incluso han contratado a dos reclutadores internos solo para buscar talento.

La construcción comercial se mantuvo en gran parte sin cambios durante la pandemia, pero se espera que se recupere a medida que la economía de EE. UU. regresa a las normas anteriores a la pandemia.

Si quisiéramos que fuera solo una pesadilla, desapareciera. Eso no va a suceder”, dijo Schimenti.

El problema no es el pago

Cuando Matthew Messer comenzó a notar una escasez de trabajadores, se dio cuenta de que tenía que aumentar los salarios para seguir siendo competitivo. Sus empleados restantes estaban siendo “cazados” por otras empresas constructoras.

En los últimos cuatro meses, aumentó los salarios básicos en un 40%. Eso se suma al aumento de los costos de los materiales, incluidos el acero y la madera, que, según él, recaen sobre el cliente.

“Estaba ofreciendo entre US$18 y US$22 por hora y no recibí solicitudes. Lo aumenté a US$23 y no obtuve ninguna. Lo aumenté a US$ 25 y están comenzando a llegar ahora“, dijo Messer. “Fue un aumento espectacular, pero para hacer crecer el negocio, necesito técnicos”.

A diferencia de otras industrias que enfrentan escasez de mano de obra, como restaurantes y hotelería, la construcción paga casi el doble de la tarifa promedio por hora. Un trabajador de un restaurante u hotel puede ganar US$18,23 por hora, en promedio, en comparación con US$32,86 por hora para un trabajador de la construcción, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

Puedes ganarte la vida muy bien mientras aprendes. Si deseas aprender varias manualidades, te enseñaremos varias”, dijo Michael Bellman, presidente y CEO de Constructores y Contratistas Asociados. “Nuestros miembros invirtieron US$1.300 millones el año pasado en mejorar las competencias de su fuerza laboral actual”.

Falta de carpinteros y población envejece

Las clases de carpintería ahora son pocas y distantes entre sí. A menudo, esas clases habían sido la primera introducción de un estudiante a una herramienta eléctrica o una cinta métrica, y un importante impulso al trabajo de construcción.

La falta de clases de carpintería ha dificultado que la industria atraiga y reclute jóvenes talentos, según Bellman. Eso, más una fuerza laboral de la construcción que envejece (la edad promedio es de 43 años) creó un vacío en el empleo.

Queremos ir a todas las áreas donde podamos atraer a los mejores talentos. Una vez que los incorporemos a la industria, estamos educando y mejorando sus habilidades”, dijo Bellman.

La enseñanza de nuevas habilidades sin costo adicional para los trabajadores está orientada a la retención. En la última década, la tasa de rotación mensual promedio en la construcción ha sido del 5,2%, en comparación con el 3,6% de todas las industrias.

Y hasta que el número de empleados satisfaga la demanda, siempre pensando en ese millón de plazas de trabajo necesarias, las empresas buscarán cada vez más la tecnología para reemplazar las vacantes.

La industria utiliza tecnología e innovación para manejar esta interrupción con respecto a la escasez de mano de obra. Mucho uso de drones, robótica y fabricación aditiva”, dijo Bellman. “Sin embargo, eso crea nuevas oportunidades profesionales en esos espacios de innovación y tecnología. Y eso es muy atractivo para la generación más joven“, concluye.

Leído en: CNN Business

No está de más leer:

Dos años tomará recuperación del sector residencial en Panamá

TikTokers filman dentro de una casa y encuentran comprador en dos semanas

Reveladas: múltiples historias de la “casa abandonada” en playa de El Salvador