Así influye tu empleo en la concesión de un préstamo hipotecario

El nivel de ingresos, el tipo de contrato o la antigüedad en la empresa son requisitos que pueden jugar a favor o en contra.
La estabilidad laboral y antigüedad en la misma empresa (o realizando la misma actividad laboral) es algo que los bancos valoran positivamente. Foto: Unplash

Si piensas solicitar un préstamo a un banco, debes saber que existen diversos requisitos que debes tener en cuenta para pedir un crédito hipotecario. El empleo es, sin duda, uno de los más importantes.

Factores como cuánto ganas, el tipo de contrato que tienes, la antigüedad en la empresa que trabajas son elementos que pueden jugar a tu favor o en contra.

En este artículo, te contamos las principales claves que debes conocer al respecto.

Nivel de ingresos: El principal de los requisitos para pedir una hipoteca

Cuanto mayor sea el nivel de ingresos de una persona, mejor puntuación se obtiene frente al banco. Foto: Mathieu Stern/ Unsplash

Lo primero que hay que tener en cuenta cuando hablamos del empleo y de su influencia a la hora de pedir una hipoteca es que el trabajo es la principal fuente de ingresos para la mayoría de las personas.

Es decir, se trata de la fuente de la que el cliente del banco obtendrá el dinero que va a necesitar para devolver la totalidad del préstamo que va a pedir (capital e intereses).

Debido a esto, es uno de los principales factores que la entidad financiera va a tener en cuenta a la hora del préstamo y uno de los principales requisitos para pedir una hipoteca.

De este modo, cuanto mayor sea el nivel de ingresos de un cliente, mejor puntuación va a conseguir a ojos del banco, puesto que lo percibirá como un cliente seguro y con un riesgo de impago bajo en caso de prestarle dinero.

Un punto importante, a saber, es que los bancos también consideran los ingresos por núcleo familiar. Es decir, se toman en cuenta los salarios de varios miembros de una familia (parejas, hermanos, padres, etc.), al momento de realizar el análisis de un expediente para aprobar un crédito hipotecario.

Contrato fijo frente a contrato temporal

Más allá del nivel de ingresos o el salario, otro aspecto del empleo que influye de manera decisiva a la hora de que los bancos concedan una hipoteca o no, es el tipo de contrato que se tiene con la empresa.

En este sentido, un contrato fijo ofrece muchas más garantías que uno temporal, ya que un contrato temporal presupone el riesgo de que el cliente en cuestión se quede sin trabajo con mayor facilidad.

Es por ello que pedir una hipoteca con un contrato temporal tiene más posibilidades de ser rechazada que si se solicita presentando un contrato fijo.

Ser un trabajador independiente no es un impedimento para solicitar un crédito hipotecario. Foto: Unplash

No obstante, esto no significa que sea imposible conseguir un préstamo en estas condiciones, simplemente, que será más complicado que la entidad dé el visto bueno a la operación.

Además, hay que tener en cuenta también que, más allá de las personas que cuentan con una nómina fija cada mes, también podemos encontrar a trabajadores independientes que, pese a no tener un contrato, pueden acceder a una hipoteca si presentan un perfil solvente y seguro para el banco.

Estabilidad laboral y antigüedad en la misma empresa

Más allá del tipo de contrato o si se es un trabajador por cuenta propia, contar con estabilidad en tu empleo y antigüedad en la misma empresa (o realizando la misma actividad laboral) es algo que los bancos valoran positivamente a la hora de conceder un préstamo.

Esto se debe a que, si se ha mantenido esta estabilidad previamente, se supone que también se mantendrá en el futuro y, de esta forma, se supone también que los ingresos del cliente serán estables y podrá hacer frente al pago de la deuda de la hipoteca sin problema.

Documentos que piden los bancos

Sumado a todo lo anterior, debes saber que hay documentos que necesitas presentar al momento de solicitar un crédito hipotecario.

Para evitar que el proceso de solicitud y aprobación del crédito se atrase, es necesario que alistes toda la papelería. La documentación que una entidad financiera requiere para otorgar un crédito hipotecario es:

Documento Personal de Identificación (DPI) (único documento aceptado en Guatemala)

— Recibos de servicios básicos (3 meses de antigüedad como máximo)

Documentos varios (Número de Identificación Tributaria (NIT) y el RTU)

— Formulario con el detalle datos personales.

Por otro lado, la entidad bancaria analizará tu perfil de deudor en la Superintendencia de Bancos (caso Guatemala). Esto hace que sea importante mantener un buen récord crediticio.

No está de más leer:

7 palabras clave e imprescindibles del real estate que muchos desconocen

Los 2 mitos equivocados y muy arraigados en el arrendamiento inmobiliario

Los 10 principales fabricantes de equipos de construcción del mundo por ventas

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Suscríbete a nuestro Newsletter