¿Cómo el Blockchain cambiará el sector inmobiliario?
23 abril, 2020
COVID-19: Oportunidades y retos resumidos en 10 respuestas
24 abril, 2020

10 errores que impiden a un asesor conocer mejor al “cliente ideal”

Braulio Palacios

El sector inmobiliario, como todas las industrias, necesitan del marketing en todos los sentidos, pues resulta un impulso definitivo a la industria.

En el terreno inmobiliario este concepto se referiría a las actividades que un agente inmobiliario lleva acabo para conseguir y contactar con sus potenciales clientes.

Jorge Letayf, director de MercadotecniaRE/MAX México, compartió desde su enorme experiencia que no realizar un correcto análisis de marketing puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Para mejorar este aspecto recomienda hacerse las preguntas

  • ¿Con qué tipo de clientes no quiero trabajar? 
  • ¿Con qué tipo de clientes sí quiero trabajar?
  • Cómo puedo atraer a este tipo de clientes y en dónde pasan la mayor parte de su tiempo? Las respuestas pueden ayudar al profesional.

Según Letayf, una vez se conozcan estas respuestas, se podrán conocer mejor los gustos y preferencias de los clientes ideales y por ende sus necesidades.

“De esta forma se podrán desarrollar una campaña de marketing o una estrategia de ventas más efectiva. Descubrir a tu cliente ideal te permite generar procesos, contenido, información de valor para ellos”, explica.

10 errores

Además, identifica 10 errores que impiden conocer mejor a los clientes:

  • Vender a nadie y a todos.
  • Adivinar cómo generar contactos.
  • Invertir dinero en los lugares equivocados.
  • Competir en precio y no en calidad o valor agregado.
  • Atraer a los clientes incorrectos.
  • Anunciarse en los lugares equivocados.
  • Perder tiempo en personalizar cada propuesta.
  • Escribir un buen mensaje será muy difícil.
  • El contenido o información no es de interés para los contactos.
  • Las conversaciones con clientes son irrelevantes y no se sabe persuadir.

Fuente | informabtl.com, merca20.com

También puedes leer en República Inmobiliaria: