Espacios élite en alquiler para atraer al personal a la oficina

Las empresas que intentan alejar a los empleados del trabajo remoto y atraerlos de nuevo a la oficina están gastando más que nunca en espacios de trabajo de lujo. Y están metiendo la mano en el bolsillo para pagar alquileres altos por edificios modernos con muchas comodidades.

Estas nuevas oficinas ofrecen salones hechos a la medida, salas de juegos con mesas de pimpón y futbolín, y aplicaciones que permiten a los empleados ponerse en contacto con la seguridad del edificio o pedir una hamburguesa en la cafetería. Las torres de oficinas de vanguardia también enfatizan el saneamiento, el espacio al aire libre y la sostenibilidad, con sistemas de ventilación robustos y áreas de comedor al aire libre con fogatas.

Muchas empresas están tragando grueso mientras pagan los alquileres más elevados que acompañan a todos estos extras. Pero creen que los costos son necesarios para que los empleados regresen a las oficinas y para ayudar a reclutar y retener talentos en un mercado laboral ajustado.

“Se trata de cómo nosotros, como propietarios, creamos un entorno que les ofrezca a sus inquilinos y empleados ninguna excusa para no presentarse”, dijo Jeff Eckert, director del negocio de representación de propietarios de la oficina de JLL en EE. UU.

El vuelo hacia la calidad en el mercado de oficinas se ha ampliado a niveles récord, la diferencia entre los alquileres que se pagan por el espacio de primer nivel y el espacio común y corriente.

En octubre, el costo de las rentas efectivas negociadas por los propietarios del 10% superior de los edificios de oficinas de EE. UU. fue un 54% más alto que el del resto del mercado, según la firma de datos VTS. Los alquileres efectivos tienen en cuenta factores como las concesiones de alquiler gratuito y el costo de construir el espacio interior.

Esa prima entre los edificios de élite y el resto nunca ha sido mayor en los años desde 2012, cuando VTS comenzó a rastrear estos datos. Tanto en 2018 como en 2019, la diferencia de rentas entre el trofeo y el ordinario llegó al 43%, dijo VTS.

La firma rastrea los acuerdos que se están negociando en más de US$3,5 mil millones los pies cuadrados de espacio de oficinas en EE. UU.

“La cima de la cima se ha vuelto loca”, dijo Mary Ann Tighe, directora ejecutiva para la región de Nueva York de la firma inmobiliaria CBRE Group Inc.

Se recupera el arrendamiento de oficinas

La búsqueda de oficinas centrales con muchas comodidades es una de las principales razones por las que el mercado de arrendamiento de oficinas, que estuvo moribundo durante gran parte de la pandemia, se recupera.

La recuperación del sector también se da a medida que caen las tasas de infección por covid-19 y los empleados se sienten más relajados con los espacios de trabajo poblados.

Venable LLP se encuentra entre los que se inscriben para obtener un espacio más atractivo. El bufete de abogados firmó un contrato de arrendamiento en la ciudad de Nueva York el mes pasado por cinco pisos en una torre de oficinas reformada en Times Square.

Su nuevo espacio cuenta con un balcón privado con vista al Empire State Building en un edificio con una cafetería renovada diseñada por Frank Gehry, con un menú supervisado por el chef estrella Charlie Palmer.

Venable consideró quedarse en el Rockefeller Center, pero optó por el nuevo y brillante espacio para consolidar oficinas desde dos ubicaciones.

Venable LLP se mudó a un nuevo espacio en parte para ayudar a persuadir a los trabajadores de que regresen a la oficina. Foto: Peter Grant/WSJ

La empresa está más preocupada por recuperar empleados que por reducir costos, dijo el presidente Stu Ingis. “Queremos poder responder a la pregunta: ¿Por qué vendrías hoy cuando podrías quedarte en casa?”.

La fuerte demanda de espacio élite contrasta con lo que está sucediendo en otras partes del mercado de oficinas. En general, la tasa de vacantes de oficinas es del 16,8%, la más alta desde 2010, según CBRE.

Los inquilinos que buscan descuentos pueden encontrar muchas oportunidades en el mercado de subarrendamientos, donde el volumen de espacio disponible está en un máximo de 18 años.

Mantener la línea de precios

La empresa de gestión de eventos Eventbrite Inc. acordó pagar unos US$65 por pie cuadrado para subarrendar en San Francisco a principios de este año cuando redujo el tamaño de su sede. Eso es más de US$20 por pie cuadrado menos de lo que se habría alquilado un espacio comparable antes de la pandemia si se hubiera alquilado directamente a un propietario, dicen los corredores.

Mientras tanto, los propietarios que controlan los edificios superiores han podido mantener mejor la línea de precios.

En Nueva York, SL Green Realty Corp. arrendó más del 90% de su nueva torre de oficinas de US$3 mil millones con vista a la Grand Central Terminal, a pesar de cobrar las rentas promedio más altas del mercado de US$150 a US$325 por pie cuadrado.

Por su parte, en Miami, el desarrollador de la torre de alta gama 830 Brickell aumentó las rentas solicitadas en un 23%, en comparación con los días previos a la pandemia. Lo hizo, después de contratar nombres de primer nivel como Microsoft Corp. y empresas privadas sociedad de capital Thoma Bravo, según JLL.

“En 20 años de hacer esto, este ha sido el primer ciclo en el que hemos visto algo como esto”, dijo Steven Hurwitz, jefe de representación de propietarios de la oficina de JLL en el área de Miami.

Con licencia de nuestro socio WSJ.
Este artículo fue traducido del inglés por Noris Argotte Soto para República Inmobiliaria.

También puedes leer estos artículos exclusivos de WSJ:

Los diseñadores de interiores solucionan retrasos en la entrega de muebles

Cocinas con islas dobles: ¿alguien realmente necesita dos?

Las lecciones financieras que dejó el covid a quienes regresaron a casa de sus padres

Suscríbete a nuestro Newsletter