Cómo crear espacios habitables que reduzcan la ansiedad

Los espacios personales dan forma a la mentalidad y emociones de las personas. También tienen la capacidad de levantar el ánimo e impactar en el bienestar, actuando como expresiones extendidas de la personalidad y estilo de vida.

Mientras se busca un respiro de este mundo caótico y de prisas, te compartimos cinco formas de crear armonía y simplicidad para lograr espacios inspiradores que reducen la ansiedad, tanto para vivir como para trabajar.

Simplificación

Fotografía: David Netto.

La clave es la simplificación. Esto tiene poco que ver con el concepto occidental de «minimalismo«, es más el proceso de simplificación. Los japoneses son los maestros reconocidos de la sencillez.

En los interiores tradicionales japoneses, los espacios se forman a través de un equilibrio de moderación, textura, material, luz y sombra para crear espacios armoniosos. Se cree que estas cualidades calman el espíritu y agudizan los sentidos.

Fotografía: Salva Lopez.

Es importante simplificar los espacios para retener solo lo que es realmente necesario para la vida funcional. Se deben considerar solo los objetos que son una encarnación del estilo de vida propio, desde libros, arte o fotografías.

Almacenamiento

Fotografía: Michael K. Komanecky.

Siempre son apreciadas las soluciones de almacenamiento funcionales e inteligentes. Permiten crear espacios enfocados y refinados libres de desorden, al mismo tiempo crean áreas para la exhibición de objetos seleccionados.

La consideración de sistemas de almacenamiento correctamente colocados y bien proporcionados ayudan al equilibrio, la composición y la armonía de un espacio.

El movimiento de diseño Shaker también es reconocido por sus soluciones de almacenamiento hermosas, simples y pragmáticas, inculcan la filosofía de que todo debe tener su lugar. Tales soluciones permiten que una habitación evolucione de un entorno doméstico a un espacio de simplicidad y ritual.

Ambientes naturales

Fotografía: Casa Morelli.

Los entornos restaurados mejoran el bienestar emocional, la felicidad, la salud y la recuperación. Se trata de espacios que utilizan materiales naturales, tonos neutros, formas sencillas y fomentan la conexión con el entorno exterior.

La madera natural, la tapicería natural 100% orgánica y las alfombras, como las esteras de algas marinas naturales, aportan calidez y tacto a una habitación.

La simulación de la naturaleza en el hogar es fundamental para la condición humana: mejorar la calidad del aire en su hogar, agregar plantas y explorar aromas y sonidos naturales.

Fotografía: Nina Farmer Interiors.

Estaciones de relajación

A medida que los hábitos evolucionan hay una necesidad de espacios designados que separen el trabajo y la vida. Los rincones tranquilos o los espacios para el retiro o la privacidad son fundamentales para reducir la ansiedad.

Los espacios que permiten la búsqueda de intereses y actividades, el descanso y la relajación y un uso comprometido del tiempo libre ayudan a elevar el estrés y aumentar la inmunidad.

Fotografía: The Modern House.

Por ejemplo, salas de escucha de alta fidelidad, rincones de lectura, salas de yoga. Esta importante consideración entre el espacio dedicado para la interacción personal y social permite una calma y una recalibración de la mente.

Luz natural

Si bien la mayoría de no está bendecido con espacios abundantes en luz natural, identificar y amplificar sus fuentes aumentará su sensación de bienestar mental y ayudará a crear una sensación de lugar más inspiradora.

Cuando no se puede aprovechar la luz natural, las lámparas de luz diurna de espectro completo o las luces de terapia de luz permiten modificar el color y la temperatura según el ciclo del día. Esta iluminación artificial puede ayudar a regular nuestros ritmos circadianos, mejorando la productividad y la positividad.

Fotografía: Anson Smart.

La temperatura correcta de la luz artificial es vital para crear el ambiente y la atmósfera adecuados en su espacio. Al seleccionar las bombillas ambientales, considere cuidadosamente la temperatura. Por ejemplo, un rango de 5500 a 6500 K refleja la luz del día y un rango cercano a 2200 a 3000 K refleja un ambiente nocturno cálido y acogedor.

Leído en: The Spaces

También puedes leer en República Inmobiliaria:

¿Se acerca el adiós de los escritorios individuales de oficina?

Suscríbete a nuestro Newsletter