España: el precio de la vivienda subirá por debajo del 3% en 2021

El sector inmobiliario es muy resiliente ante la crisis y continúa como "uno de los principales motores económicos".
Fotografía de un edificio en construcción. Foto: EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo

El precio de la vivienda en España cerrará 2021 con un alza inferior al 3% en venta y caídas de más del 2% en alquiler, según las previsiones de pisos.com, que pronostica un crecimiento del 10% en las operaciones inmobiliarias para este año, lo que supondría volver a niveles pre covid.

El portal prevé que la estabilidad del mercado residencial, la reactivación de la economía, la reducción paulatina de la tasa de desempleo y la eficacia del plan de vacunación marquen la situación del sector a corto plazo.

Las comunidades con mayor estabilidad en lo que a precios y operaciones se refiere seguirán siendo Cataluña, Madrid, Andalucía y la Comunidad Valenciana, mientras en regiones costeras como Murcia, Baleares y Canarias se espera un «efecto rebote» al alza de la mano del turismo.

Según datos de pisos.com, en la primera mitad de año se registró un incremento del 2,6% en el precio de compra de una vivienda, respecto al mismo periodo de 2020, mientras que el precio medio del alquiler cayó un 3,3%.

Su director de Estudios, Ferran Font, cree que si llega a existir algún impacto al alza en la evolución del precio de la vivienda debido a la capacidad de arrastre de la obra nueva, este se verá compensado por el aumento del stock de segunda mano.

También subrayó que el sector inmobiliario sigue siendo muy resiliente a esta crisis y que continúa consolidándose como «uno de los principales motores económicos» del país.

Precios de alquiler a la baja

En cuanto al precio medio del alquiler en España, los datos del portal reflejan que ha caído un 3,3% interanual hasta junio, con un precio medio de 9,63 euros por metro cuadrado.

Tres capitales superaron los 15 euros por metro cuadrado: Barcelona (15,6), San Sebastián (15,6) y Madrid (15).

Contrario a la congelación de rentas que baraja el Gobierno español, Font sostiene que introduciría un mecanismo de distorsión en un sistema donde la oferta y la demanda deberían armonizarse por sí mismas.

A su juicio, más allá de provocar efectos contrarios a los deseados como son la disminución de la oferta, economías sumergidas, mayor obsolescencia del parque de alquiler, la medida «llega tarde». «En las zonas con más tensión es donde se registran tendencias bajistas, con caídas de alrededor del -15% en capitales (Madrid o Barcelona)», indicó.

No está de más leer:

Azul: el color que se adapta a cualquier estilo de interiores

Trib Apartamentos: nuevo complejo residencial en Santa Tecla 

La vivienda del futuro: casas modulares que mejoren la calidad de vida

Suscríbete a nuestro Newsletter