Evergrande cancela la construcción de un estadio para obtener liquidez

Recibirá un reembolso de US$813,2 millones, que se transferirán a una cuenta en garantía del proyecto.
El sueño del estadio de fútbol de Evergrande termina con una pérdida de más de US$180 millones. Imagen: Venues Now

La cancelación del contrato de construcción de un estadio en la ciudad de Guangzhou permitirá que ingresen como compensación US$813,2 millones a las maltrechas arcas del gigante inmobiliario Evergrande.

Si bien la inmobiliaria china podrá liquidar deudas relacionadas con el proyecto, tendrá que asumir pérdidas que ascienden a US$183,8 millones. En el aire se mantiene la restructuración de su enorme deuda del promotor chino, que asciende a unos US$300.000 millones.

El Grupo Evergrande firmó un acuerdo con las administraciones locales en abril de 2020 para levantar un estadio de fútbol de 80.000 espectadores y otras instalaciones deportivas y de uso industrial, que serviría de nuevo coliseo para el Guangzhou Football Club, cuyo máximo accionista es Evergrande.

Pero a finales de agosto del año pasado, el grupo chino reconoció el riesgo de incurrir en impago ante las dificultades para obtener liquidez por la suspensión de los trabajos en varios de los proyectos desarrollados por la empresa.

El estadio pasó a manos públicas tras la paralización de las obras de construcción y el agujero en las cuentas del gigante inmobiliario. Los analistas también hablan de la venta de las acciones del club, ocho veces campeón de la liga nacional china.

Evergrande no sale de sus problemas

El acuerdo supone que Evergrande recibirá un reembolso de 5.520 millones de yuanes (US$813,2 millones), que se transferirán a una cuenta en garantía del proyecto con el que se podrán saldar las deudas relacionadas con la construcción del estadio.

Sin embargo, esta cancelación no abarca todos los gastos en los que había incurrido Evergrande y tendrá que asumir unas pérdidas de 1.255 millones de yuanes (US$183,8 millones).

La Oficina Municipal de Planificación y Recursos Naturales de Guangzhou adquirirá los derechos de uso del suelo, así como el terreno y los edificios, estructuras y otros accesorios del mismo.

Los problemas siguen para Evergrande. Sus dificultades económicas impidieron a la sociedad presentar sus cuentas en el plazo correspondiente.

La Bolsa de Hong Kong advirtió de que la compañía tenía hasta el 20 de septiembre de 2023 para cumplir con las condiciones exigidas o sus acciones serán excluidas definitivamente.

El gigante de la construcción si presentó lo que llamó “principios preliminares de reestructuración” para su deuda en el extranjero, que asciende a unos US$20.000 millones en bonos en dólares.

Sin embargo, queda pendiente cómo van a realizar la que supondrá una de las mayores reestructuraciones de deuda de la historia de China. Evergrande cuenta con un pasivo total de US$300.000 millones.

No está de más leer:

Las icónicas casetas «vintage» que cambiaron las playas de Miami

Decoración en pastel danés: ¿Tendencia legítima o moda tonta?

Las casas prefabricadas de ladrillos de madera que se construyen como legos

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Las noticias inmobiliarias en tu mail

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter