Exposición en Barcelona refuta la idea de Antoni Gaudí como genio aislado

Se ubica al artista y arquitecto en un contexto artístico y arquitectónico específico, local e internacional.
Más de 600 obras, objetos, documentos, mobiliario y pinturas refutan la idea de que Antoni Gaudí era un "genio aislado e incomprendido". Foto: EFE/Enric Fontcuberta

El Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) afronta una revisión crítica de la obra del artista y arquitecto Antoni Gaudí con una gran exposición de más de 600 piezas, donde se refuta la idea de que era un genio aislado e incomprendido.

La exposición es el resultado de una intensa labor de investigación  y de restauración por parte del MNAC, que propone, “liberar al arquitecto de los tópicos y de las visiones reduccionistas” con las que se le ha ido cargando a lo largo del tiempo.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Isa (@isabelinacat)


Este proyecto muestra a “un Gaudí que no era un genio aislado, fuera de su tiempo e incomprendido, y lo sitúa en el contexto internacional”.

Con más de 600 obras, entre objetos arquitectónicos, de diseño y mobiliario, pinturas y esculturas, documentación, planos y fotografías, se ubica a Gaudí en un contexto artístico y arquitectónico específico, local e internacional. También en el marco de “estrategias políticas, ideológicas y estéticas bien concretas”.

Piezas olvidadas de Gaudí

La exposición, que estará abierta al público desde este viernes hasta el próximo 6 de marzo de 2022, muestra por primera vez piezas durante años olvidadas.

El MNAC afronta una revisión crítica de la obra del artista y arquitecto Antoni Gaudí con una gran exposición coproducida con el Museo de Orsay de París. Foto: EFE/Enric Fontcuberta

Por ejemplo, el espectacular mueble recibidor del piso principal de la Casa Milà o el busto de la Fuente de Hércules de los jardines del Palacio de Pedralbes.

También son inéditos los yesos que sirvieron para modelar las esculturas de la Sagrada Familia; las fotografías del Park Güell que formaron parte de la exposición dedicada a Gaudí en París en 1910 y que no se habían vuelto a exponer. Además, tapices realizados por encargo de Gaudí para los Juegos Florales de 1907.

De Barcelona a París

La arquitectura de Gaudí no es “formalista”, sino simbólica, sostiene el comisario Juan José Lahuerta. “Es una arquitectura absolutamente comprometida con la vida de una Barcelona rota por la lucha de clases y las transformaciones artísticas radicales de la Europa convulsa del 1900”, asegura.

Tras su exhibición en Barcelona, la exposición, que ha contado con el préstamo de 74 instituciones y colecciones de todo el mundo, viajará a partir de abril del próximo año al Museo de Orsay de París.

No está de más leer:

Una veintena de ciudades chinas ya limita la caída de precios de la vivienda

Trucos caseros para limpiar las ventanas de casa

Abandonaron la ciudad y ahora regresan en un mercado de arrendamiento loco

Suscríbete a nuestro Newsletter