Claves para no equivocarse al fijar el precio de una casa

Será mucho más fácil vender una propiedad en los primeros meses, que no acertar con el precio de salida.
Existe un público que está dispuesto a comprar las propiedades de su gusto sin prestar atención en exceso al precio. Imagen: Pixabay

Alfa Inmobiliaria lo tiene claro: el sector inmobiliario, en términos generales, vive una clara recuperación. Sin embargo, hay productos inmobiliarios que pueden perder valor, y en muchos casos, de propiedades que encontrarán un comprador dispuesto a pagar el precio que se fije. Es por ello que hay claves para fijar el precio de una casa.

La recuperación pospandemia varía mucho de un lugar a otro, incluso de país a país. Pese a ello, cada uno tiene público que está dispuesto a comprar las propiedades de su gusto sin prestar atención en exceso al precio, lo que ayuda a incrementar el valor de la propiedad.

Las zonas consolidadas, en las que se ven edificios o construcción de vivienda prime, y que son las más deseadas por factores como la plusvalía (hay más), tienen la ventaja de tener un comportamiento estable o en alza en sus precios. Claro, pueden existir casos que sean la “excepción a la regla”.

Simultáneamente, en las mismas ciudades hay zonas más populares y que han sufrido más con la crisis, en las que conviven edificios actuales con otros en mal estado de conservación. En estas zonas, no queda más remedio que acudir a una reducción de precio si se necesita vender una propiedad.

Pautas para fijar el precio de una casa

Ante esta disparidad de criterios, Alfa Inmobiliaria resumió en tres las pautas para ajustar de manera correcta el precio de tu vivienda en venta.

1. Comparación objetiva

Consulta todos los portales de internet comparando de forma objetiva tu propiedad con otras similares.

Ten en cuenta que lo que ves, es solo el precio de salida, no el precio al que se venden las casas. Seguramente tendrás que rebajar entre un 5% y un 15%.

2. Perfil del comprador

Analiza cuál es el perfil del comprador de tu vivienda. Puede que encuentres así un potencial comprador interesado precisamente en tu vivienda.

En caso contrario, si vendes en una zona de clase media o baja, tendrás que asumir que son estás quienes más sufrieron posiblemente con la crisis y puede ser necesario negociar más el precio.

Por otro lado, si la propiedad está bien ubicada, en zonas con poca oferta, y con amenidades apreciadas por la pandemia (jardín, terraza, cuarto para estudio, piscina) eres de los afortunados que pueden un porcentaje más a precio.

3. El estado actual de la casa

Valora cuál es el estado general de la vivienda, y asume que el potencial comprador exigirá una rebaja similar a la inversión que deba realizar para adecuar la vivienda a otras similares en la zona.

Estas son tres pautas de Alfa Inmobiliaria te pueden ayudar a no desorientarte al momento de fijar el precio de una casa.

Es importante tenerlas en cuenta, señala Jesús Duque Martínez, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria, pues siempre será mucho más fácil vender una propiedad en los tres primeros meses, que “quemarla” por no acertar al poner el precio de salida.

Con información de: Inmodiario

No está de más leer:

5 señales que te dirán si estás listo para comprar tu primera casa

Romi, la agente inmobiliaria 100% digital creada por un estudiante universitario

8 casas con sofás integrados en la arquitectura

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter