Gunther VI, el perro más rico del mundo vende mansión de US$31,7 millones

Este afortunado pastor alemán vive la mayor parte del año en la Toscana, Italia.
Gunther VI es el heredero del fideicomiso de la condesa Karlotta Liebenstein. Foto: LPG for The Assouline Team at Compass/EFE

El perro más rico del mundo llamado Gunther VI y heredero del fideicomiso de la condesa Karlotta Liebenstein, ha puesto a la venta su mansión en Miami por casi US$32 millones, según publican los medios locales.

La noticia de la venta de esta suntuosa propiedad, que hace años perteneció a Madonna, saltó a la fama al conocerse que el fideicomiso vendedor está a nombre de un perro raza pastor alemán.

En la fotografía se aprecia el perro más rico del mundo, un pastor alemán llamado Gunther VI. Foto: LPG for The Assouline Team at Compass/EFE

El precio de venta es de US$31,7 millones, una nadería para la suma en que ha devenido la herencia de la condesa gracias a unas acertadas inversiones: unos US$500 millones.

La estrella pop Madonna vivió en esta casa que compró por US$7,5 millones en los años 90, según una información publica en la revista Forbes.

Gunther VI heredó el fideicomiso de la condesa que falleció en 1992 sin descendencia a la muerte de su abuelo Gunther IV, que su vez lo heredó de Gunther III, el primer millonario de esta familia canina.

Los administradores de la fortuna de Gunther VI velan por el bienestar —y el dinero— de este perro afortunado que vive la mayor parte del año en la Toscana (Italia), aunque tiene propiedades en otros lugares del mundo.

Mansión en exclusivo barrio

La mansión situada en una zona residencial y exclusiva del barrio Brickell, en Miami, junto al Palacio Vizcaya, una joya de los años 20 construida por un heredero de la familia Deering, entró a formar parte de patrimonio de los “Gunther” en el 2000.

Cuenta con un frente costero de 30,5 metros, con muelle incluido, y la superficie total de la finca es de casi 4.800 metros cuadrados, de los cuales casi 782 metros cuadrados son de construcción.

La mansión del perro Gunther IV, originalmente se construyó en 1928, cuenta con nueve dormitorios y otros tantos baños y está rodeada de jardines, en los que brilla una piscina de estilo mediterráneo como todo el conjunto.

No está de más leer:

El valor de lo vernáculo y el clima tropical hacen sobresalir la arquitectura regional

Las firmas de arquitectura que ganaron los Premios Danta Profesionales 2021

Altaire: un edificio residencial de 32 niveles y un mirador de 360°

Suscríbete a nuestro Newsletter