Eduardo Escobar: “Es el inicio de una nueva era en las inversiones inmobiliarias”
17 agosto, 2020
Dar la mejor impresión en los primeros 90 segundos de una venta
18 agosto, 2020

Foto: cortesía de Industrious

Hoteles se reinventan al convertir una habitación en un ‘coworking’

Redacción República Inmobiliaria

Una pandemia mundial no crea las condiciones ideales para la industria hotelera. Con los viajes de placer muy reducidos y la necesidad de pernoctaciones limitada, empresas como el Wythe Hotel , un hotel boutique de 70 habitaciones en Williamsburg, Brooklyn, encontraron poco uso para sus servicios.

Poco uso de pago, de todos modos. Durante el apogeo de la presión de la pandemia sobre los hospitales de la ciudad de Nueva York, el hotel había donado sus habitaciones a médicos y enfermeras locales que estaban en cuarentena después de los turnos. Pero una vez que la presión disminuyó, el hotel volvió a quedar sin mucha demanda.

El propietario de Wythe Hotel Peter Lawrence y su equipo empezaron a pensar en cómo podrían servir al mercado de Nueva York. Aunque los lugareños no necesitaban habitaciones de hotel, tal vez estarían interesados ​​en usar una como oficina privada.

Foto: cortesía de Industrious

Uso mixto

Lawrence no es el único que piensa en cómo esos espacios vacíos podrían satisfacer las necesidades de este momento. Los hoteles de los EE. UU. han comenzado a convertir habitaciones de hotel vacías en espacios de oficina.

Y, en una versión por hora del modelo de Airbnb, una startup llamada Globe permite a las personas reservar tiempo en una casa vacía cercana que puede servir como un espacio de oficina temporal o un “refugio”. La llegada de huéspedes durante la noche en los hoteles puede significar un cambio hacia un uso alternativo durante el día.

Para hacer la transición en el Wythe Hotel, Lawrence y su equipo se pusieron en contacto con un proveedor de espacios de oficina a corto plazo con ubicaciones en más de 50 ciudades de los EE. UU. Aunque la empresa contratada se especializa en ofrecer espacios en entornos de oficina principalmente tradicionales, el hotel resultó ser el tipo de entorno alternativo que el CEO de Industrious, Jamie Hodari, había estado buscando.

Hay mucha demanda en este momento en los vecindarios de uso mixto que se inclinan hacia lo residencial, donde vive mucha gente y sería un sueño absoluto ir caminando al trabajo unos días a la semana en lugar de tomar el metro y viajar diariamente”, explicó Hodari.

Foto: cortesía de Industrious

Habitaciones reconfiguradas

Un piso del Wythe Hotel ahora ofrece 13 oficinas. Con las camas retiradas y los muebles reconfigurados, las habitaciones reformadas de estilo loft pueden servir como oficinas para hasta cuatro personas, a partir de US$200 al día. Todos tienen ventanales y terraza privada. Hay servicio de habitaciones disponible y se admiten perros.

Lawrence señaló que el hotel convertido en oficina no se trata solo de crear un espacio alternativo para quienes trabajan desde casa, sino de brindar algo de hospitalidad y las elegantes comodidades de un hotel boutique. “A las 18:00 horas en punto, cuando termina su día, pueden venir a sentarse en nuestro hermoso jardín y tomar un cóctel o lo que les apetezca para terminar el día”, dice.

Las oficinas en un hotel boutique puede ser un concepto particularmente de la era covid-19 pero Hodari dice que las empresas buscan cada vez más diferentes tipos de espacios de oficina que permitan a sus empleados trabajar desde cualquier lugar.

Los espacios que se pueden acomodar a un uso más variable, en lugar de que sea un espacio dedicado para una empresa específica, son particularmente importantes. “No creo que esto sea cierto solo durante la pandemia. Creo que este es un cambio fundamental que será duradero y permitirá a los empleados trabajar desde cualquier lugar”, explicó el CEO de Industrious.

Foto: cortesía de Industrious

Oferta más estándar

Cualquier lugar puede empezar a parecerse mucho menos al edificio de oficinas tradicional. Industrious comenzó a ofrecer espacios en centros comerciales con sorprendente éxito.

“El Industrious que está en un centro comercial en Scottsdale lo hace mucho mejor que el que está al otro lado de la calle en un edificio de oficinas tradicional. Eso calmó nuestros temores sobre si las empresas se sentirían cómodas teniendo sus oficinas y celebrando reuniones en tipos de oficinas no tradicionales”, comentó Hodari.

Los hoteles podrían ser una nueva área de crecimiento, según Hodari, y los hoteles pueden comenzar a pensar en hacer de las oficinas privadas dedicadas una oferta más estándar. Para un viajero de negocios una oficina separada al final del pasillo es probablemente un servicio más atractivo que una piscina o una terraza en la azotea.

“Esa sería la única ventaja de gobernarlos a todos en un hotel”, indicó. La conversión del Wythe Hotel es una pista de lo que podría suceder. “Creo que esto es algo que se necesitaba desde hace mucho tiempo. Este es un primer paso hacia ejemplos del mundo real de proveedores de lugares de trabajo y proveedores de hoteles que se vuelven un poco más entrelazados”, dijo Hodari.

Hotel Whythe, en Williamsburg, Brooklyn

Por ahora, el Wythe Hotel está haciendo de la transición de su oficina un experimento temporal. Para empezar, sus espacios convertidos están disponibles desde ahora hasta finales de agosto.

“Tenemos una habitación que tiene todas las camas cuidadosamente apiladas y etiquetadas y listas para volver a otro punto“, señaló Lawrence. “Todavía estamos esperando ver si son 80 llamadas telefónicas todos los días o son 12 llamadas telefónicas todos los días”, concluyo

Con información de: fastcompany.com