Explorando el futuro en el mercado del iBuying: compras de casa mediante un algoritmo

Si bien la tecnología puede escanear deprisa los precios de otras casas para hacer una estimación del valor, hay poco espacio para la subjetividad personal.
Foto: © Avi Waxman/Unsplash

La molestia y el estrés que conlleva la compra de una casa es algo que atemoriza a todos. El largo proceso de negociaciones entre compradores y vendedores, meses de depósito en garantía y costos excesivos exigen un proceso más simple y conveniente en las transacciones de vivienda.

Para los consumidores de hoy esperan una respuesta rápida en todos los servicios, incluida la compra de una vivienda, se han creado las “iBuyers”, que se encargan de eliminar los obstáculos en torno a este proceso y hacer que las valoraciones y ventas de viviendas sean un proceso más automatizado.

Los iBuyers son empresas que utilizan tecnología y algoritmos para hacer una oferta de valor de mercado justo. Si bien la práctica no es nueva y solo representa alrededor del 1% al 6% de todas las ventas de viviendas en EE. UU., durante el último año, con el aumento de un éxodo pandémico a los suburbios, recurrieron a iBuyers para comprar casas rápidamente.

La forma en que operan estos servicios difiere de una empresa a otra, pero a un alto nivel, evalúan rápidamente ciertas características de un hogar y hacen una oferta. Si aceptas la oferta, ellos se hacen cargo de la casa y de todas las responsabilidades asociadas con la reventa a otro comprador.

Guarda esta imagen en tus favoritos

Cortesía de MikeDP.com

Cortesía de MikeDP.com

Si bien puede parecer que la intersección de la tecnología y los edificios ha ayudado a resolver un problema común tanto para compradores como para vendedores, noticias recientes como la de Zillow hacen que algunos se cuestionen si esto podría tener alguna promesa como el futuro de los bienes raíces.

Sacar el aspecto humano de la compra

Una de las mayores críticas es la manera en que los algoritmos valoran una propiedad sobre otra. Si bien la tecnología puede escanear deprisa los precios de otras casas en el área para hacer una estimación del valor de la casa en venta, hay poco espacio para la subjetividad personal.

Lo que a una persona le puede gustar en una casa puede no ser lo que le gusta a otra, y lo que estas empresas están apostando es que podrán encontrar a la única persona que quiera comprar esa casa en particular.

Los pequeños diferenciales de diseño, como encimeras de cocina, electrodomésticos, acabados de baño, pisos, piscinas o molduras de techo, el algoritmo no los diferencia. Y es lo que a veces lo que cierra el trato para un comprador.

Sacar el aspecto humano del proceso de compra ya ha demostrado ser un obstáculo para las empresas que están lanzando plataformas iBuying.

Otro problema al que se enfrentan es la enorme volatilidad del mercado de la vivienda a medida que damos la vuelta a un nuevo rincón del panorama inmobiliario posterior a la pandemia.

Hace solo un año, el mercado de la vivienda estaba en su pico y el volumen de viviendas en venta no podía mantenerse al día con la demanda, lo que llevó los precios a un nuevo récord. Los iBuyers estaban haciendo ofertas aprisa por estas casas, a veces pagando por encima del valor de mercado con la esperanza de luego dar la vuelta y venderlas para obtener una mayor ganancia.

Sin embargo, el mercado de la vivienda ha comenzado a enfriarse, los precios se están estabilizando y ahora estas empresas tienen dos opciones:

— Mantener las viviendas por encima del valor de mercado

— Venderlas con pérdidas.

vía iBuyer Stats

Vía: iBuyer Stats

El iBuying no es para todos

Para algunas empresas, las pérdidas les han hecho reconsiderar por completo su modelo de negocio. Zillow, hasta hace poco, dirigía el segundo grupo de iBuying más grande de EE. UU.

Sin embargo, a principios de este mes, la compañía anunció que cerraría todas sus divisiones de compra algorítmica y despediría a más del 25% de su fuerza laboral, al tiempo que vendería las viviendas restantes que fueron adquiridas.

Pero otras empresas, como RedfinNow y Opendoor, han tenido éxito en sus estrategias comprando casas lentamente, renovándolas para obtener una ganancia rápida y vendiéndolas a un mercado objetivo.

iBuying no es para todos.

Si necesitas hacer una venta rápida y sentirte cómodo con la tecnología, no quieres lidiar con la molestia de los agentes inmobiliarios que crean guerras de ofertas y no quieres tener que preocuparte de que tu casa esté siempre perfecta para exhibiciones, entonces iBuying podría ser una opción viable.

Si deseas vender una casa con un toque personal y no te importa el largo proceso a cambio del potencial de una mayor ganancia, entonces los métodos tradicionales pueden ser lo mejor para ti.

Independientemente, queda por ver cuánto de esta nueva estrategia proptech comienza a dominar la forma en que compramos y vendemos viviendas. Incluso si interrumpe el statu quo, ¿cuántas personas se sentirán cómodas eliminando el aspecto humano de una de las cosas más caras y de alto compromiso que jamás comprarán?

No está de más leer:

Barcelona y Bruselas conectan su arquitectura en una exposición multimedia

Oasiz Madrid: megacentro comercial con playa, ‘coworking’ y un teatro al aire libre

Cuántos minutos trabajan los mejores atletas del mundo para pagar una casa tradicional

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente

Suscríbete a nuestro Newsletter