¿Cuáles son los impactos de la revolución del trabajo remoto?

“¿Qué es la ciudad, sino la gente?”, preguntó Coriolano de Shakespeare. El futuro de las ciudades, los lugares de trabajo, las personas que los ocupan y la percepción cambiante del trabajo, fue discutido en un ‘Think Tank’ de Metropolis Magazine.

La amplia discusión, organizada por AECOM, cubrió el panorama laboral pospandemia y el profundo impacto del covid-19 en las nociones mismas de la vida urbana, el trabajo y la oficina.

“Este es un momento único en la vida en el que todo ha cambiado”, dijo Doug Sitzes, líder regional, diseño y estrategia del lugar de trabajo, AECOM Interiors & Strategy+.

La flexibilidad y el trabajo remoto llegaron para quedarse, acordó el panel, pero eso no cambiará la necesidad humana de conexión y afirmación.

“Soy una eterna optimista”, dijo Laurie Ledford, vicepresidente senior y directora de recursos humanos de  Marsh & McLennan Companies. “Las personas son personas y quieren estar juntas”. Pero, ¿qué forma adoptará el equilibrio entre el trabajo y el hogar?

Es posible que las oficinas nunca vuelvan a ser las mismas debido a la revolución del trabajo remoto. Foto: wundrstudio

Mary Tinebra, líder empresarial de RR. HH. y transformación digital en Mercer Consulting, indicó que el 66% de los empleados encuestados consideraría cambiar de empleador si la flexibilidad no fuera una opción.

Agregó que el 51% consideraría reubicarse si la flexibilidad se convirtiera en una opción permanente. De hecho, covid-19 revolucionó la búsqueda de talento.

Kelly Bacon, de AECOM, explicó que tradicionalmente si se es un empleador de Nueva York, se trabajaba cerca. “Pero con la revolución del trabajo digital, las organizaciones ya no están atadas a una geografía en particular“, dijo.

El trabajo remoto no es para todos

No todos los empleados pueden trabajar de manera eficiente desde casa, ni tampoco quieren hacerlo. “Algunas personas trabajan en las mesas del comedor, mientras que otras tienen una oficina en casa totalmente dedicada”, dijo Sitzes.

Existe la brecha digital, ya que no todos los empleados tienen la última tecnología en casa. “Veo organizaciones que desarrollan un conjunto de equipos y tecnología potenciales” para satisfacer esta necesidad, dijo.

“Las organizaciones han realizado mayores inversiones en tecnología durante los últimos seis meses que nunca”, resaltó Tinebra.

El 66% de los empleados encuestados por Mercer Consulting consideraría cambiar de empleador si la flexibilidad no fuera una opción. Foto: wundrstudio

También hay tensiones generacionales en el trabajo, ya que los trabajadores más jóvenes quieren estar frente a los altos directivos.

“Le preguntamos a nuestra generación más joven, la generación ‘Z’ y los Millennials, y quieren volver a la oficina porque ahí es donde crece su carrera. Pero los boomers no tienen prisa por regresar debido a sus situaciones familiares”, dijo Sitzes.

La colaboración entre RR. HH., departamentos de Bienes Raíces y TI es crucial para que el trabajo remoto sea exitoso y sea posible el regreso a la oficina, concluyó el panel.

Al final, se trata de personas, como observó Ledford: “Nuestras ciudades necesitan que la gente regrese. Mire el efecto descendente de los cierres. Tiene que haber una asociación entre el gobierno y los empleadores para que los trabajadores regresen”, concluyó.

También puedes leer en República Inmobiliaria:

Las 5 recomendaciones para solicitar una hipoteca