Otra inmobiliaria china anticipa que no pagará sus bonos ‘offshore’ a tiempo

Sinic Holdings pronostica que incurrirá el próximo 18 de diciembre oficialmente en impago.
Imagen de archivo de la sede centra de la inmobiliaria china Sinic Holdings en Shanghai. Foto: EFE/ALEX PLAVEVSKI

La inmobiliaria china Sinic Holdings se convirtió en la última compañía del sector en anunciar que no podrá hacer frente al pago de sus obligaciones con sus bonistas ‘offshore’ a tiempo por falta de liquidez.

En un comunicado remitido anoche a la Bolsa de Hong Kong, Sinic explicó que la compañía debe hacer frente el próximo 18 al pago final —junto al último pago de intereses— de una tanda de bonos ‘offshore’ por importe de US$250 millones y rentabilidad del 9,5%.

“Actualmente, la compañía anticipa que no tendrá suficientes recursos financieros para hacer los pagos (…) y que, por tanto, no se espera que los pagos sean llevados a cabo en la fecha de vencimiento”, apunta la inmobiliaria Sinic.

Inmobiliaria espera alcanzar acuerdos

El pasado 20 de septiembre, las acciones de la compañía congelaron su cotización en Hong Kong después de que su valor se desplomase 87%.

La compañía informó de que un acreedor había exigido el pago de US$75 millones debido a que Sinic no había pagado, dos días atrás, unos US$6 millones en intereses de dos paquetes de deuda ‘onshore’.

Esto supuso la activación de una cláusula por la cual los inversores de tres grupos de bonos ‘offshore’ de Sinic valorados en un total de US$710 millones pueden exigir recuperar las cantidades inmediatamente.

Por el momento, Sinic —que tiene unos US$1.000 millones en deuda emitida a través de bonos ‘offshore’— asegura que sus acreedores todavía no han tomado medidas al respecto. Además, mantiene “un debate activo” con ellos para alcanzar un “acuerdo de pago que convenga a ambas partes”.

“La compañía tratará de comunicarse de forma proactiva con sus acreedores (…) con respecto a las propuestas para remediar los impagos”, añade.

El pasado 4, Fitch rebajó a ‘C’ la nota de Sinic, un nivel que se emplea para empresas que estén cerca de entrar en una situación de impago de sus obligaciones de deuda.

Lo mismo que la inmobiliaria pasó con Evergrande, que centra desde hace semanas la atención por sus problemas de liquidez y su alto nivel de endeudamiento.

Más allá de Evergrande

La crisis de Evergrande alimentó también los temores sobre la situación general del sector inmobiliario en China, y en los últimos días han seguido surgiendo noticias de otras promotoras que no son capaces de hacer frente a su deuda, como Fantasia Holdings o Xinyuan Real Estate.

Evergrande continúa sin pronunciarse al respecto de sus obligaciones, llegando este lunes al límite para pagar los intereses de varios paquetes de bonos ‘offshore’ por valor de US$148 millones.

A finales de septiembre ya pasó las fechas límite para otros pagos similares, de US$84 millones y SU$47,5 millones, respectivamente, entrando en una prórroga de 30 días antes de que se considere oficialmente que ha incurrido en impago.

Según los datos ofrecidos por la empresa, el pasivo total ascendía a finales del primer semestre a más de US$300.000 millones, de los cuales unos US$37.000 millones corresponden a préstamos por devolver antes del final de junio de 2022.

No está de más leer:

Un palacio de un siglo de historia que renació en un hotel de lujo

Una minicasa prefabricada que se puede montar en solo tres días

Colocan la primera piedra del proyecto Fiamene

Síguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro Newsletter